Este 7 de enero se cumplen 79 años de la muerte, en 1943, del ingeniero y físico Nikola Tesla, inventor del motor de corriente alterna, que contribuyó a la segunda revolución industrial.

Las patentes de Tesla –de origen serbio y nacionalizado estadounidense– y su trabajo teórico ayudaron a forjar las bases de los sistemas modernos para el uso de la energía eléctrica por corriente alterna. Además de su trabajo en electromagnetismo e ingeniería electromecánica, el trabajo de Tesla más tarde sirvió en diferente medida al desarrollo de la robótica, el control remoto, el radar, las ciencias de la computación, la balística, la física nuclear y la física teórica. Su pensamiento puede resumirse en estas siete citas:

– «Nuestras virtudes y nuestros defectos son inseparables, como la fuerza y la materia. Cuando se separan, el hombre ya no existe».

– «Si quieres encontrar los secretos del universo, piensa en términos de energía, frecuencia y vibración».

– «No me importa que hayan robado mi idea … Me importa que no tengan nada propio».

– «Los científicos de hoy piensan profundamente en lugar de claramente. Uno debe estar cuerdo para pensar con claridad, pero uno puede pensar profundamente y estar completamente loco».

– «No creo que puedas nombrar muchos grandes inventos que han sido hechos por hombres casados».

– «Me invade constantemente la sensación de haber sido el primero en escuchar el saludo de un planeta a otro».

– «Si tu odio se convirtiera en electricidad, se iluminaría todo el mundo».

Tras su demostración de la comunicación inalámbrica por medio de ondas de radio en 1894 y después de su victoria en la ‘guerra de las corrientes’ contra Edison (que defendía el uso de la corriente continua), se le reconoció ampliamente como uno de los más grandes ingenieros eléctricos de los Estados Unidos, informa Wikipedia.

Durante este periodo la fama de Tesla rivalizaba con la de cualquier inventor o científico de la historia o la cultura popular, pero debido a su personalidad excéntrica y a sus afirmaciones increíbles acerca del posible desarrollo de innovaciones científicas y tecnológicas, Tesla terminó relegado al ostracismo y considerado un científico loco. Nunca prestó mayor atención a sus finanzas y se dice que murió empobrecido a los 86 años.

 

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.