Estaba todo preparado. Faltaban menos de 24 horas para que la compañía alemana Stadwerke inaugurara un pequeño parque eólico formado por dos aerogeneradores. Sobre las 18.30 del miércoles, un guarda forestal de Haltern am See avisa a las autoridades y a la policía. Un aerogenerador se ha desplomado.

Una turbina eólica de 239 metros de altura se colapsó sin conocerse aún las causas. Están bajo investigación. Se trata de una turbina del fabricante Nordex cuyo propietario es la española Acciona. Se trata de un modelo N149 que tiene una altura de buje de 164 metros y hasta una potencia de 4,5 MW.

«Estamos conmocionados», dijo el portavoz de Stadtwerke, Thomas Liedtke, a medios alemanes.  Y no es para menos. El jueves estaba prevista su inauguración y estaban invitados decenas de personas y podría haberse convertido en una tragedia.

Como se puede comprobar por las imágenes, la torre eólica no era cilíndrica sino poliédrica, un diseño especial hecho con hormigón que eleva el aerogenerador muchísimo para aprovechar mejores vientos.

Al final, se anuló la inauguración y el segundo aerogenerador se desconectó hasta nueva orden. «Lo más importante es que no hubo heridos».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.