Acciona cerró el año 2020 con un beneficio neto de €380 millones (+8,1%). En un entorno afectado por la pandemia, la compañía ha sido capaz de proteger su sólida posición financiera y consolidar su estrategia de crecimiento en todas sus actividades. Además, Acciona ha anunciado hoy que la compañía estudia una modificación de su estructura corporativa que permita dar mayor visibilidad a sus líneas de negocio estratégicas, reducir sus costes de capital y reforzar su balance. Para ello, el Consejo de Administración ha decidido poner en marcha el proceso de una oferta pública inicial de las acciones de su división de Energía.

Los procesos de transición ecológica en todo el mundo están generando una demanda récord de infraestructuras sostenibles y, particularmente, de energías limpias. Además, distintos países están poniendo en marcha fondos de recuperación verde con el mismo foco. Por último, hay un creciente interés de la comunidad inversora internacional por empresas que cumplan con los más estrictos criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG). Estas circunstancias generan una gran oportunidad de crecimiento adicional para Acciona durante la próxima década.

En este contexto, la creación de un vehículo cotizado diferenciado, que integre los activos de energía limpia de la compañía, permitiría atender la demanda del mercado y promover su crecimiento, con el objetivo de llegar a duplicar en 2025 la actual capacidad energética instalada, liberando al mismo tiempo recursos para el desarrollo del resto de negocios estratégicos de la compañía como Agua, Inmobiliaria o Movilidad Urbana.

“Las tendencias actuales del mercado apuntan a una fuerte demanda de infraestructuras sostenibles y energías limpias ante la que debemos estar preparados. En este entorno, una salida a bolsa de nuestro negocio de Energía nos permitiría acelerar nuestro crecimiento con el coste de capital adecuado y con mayor capacidad en nuestro balance”, afirmó José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona.

La compañía prevé que la salida a bolsa tenga lugar durante este año, siempre que las condiciones de mercado así lo permitan. El perímetro de la nueva compañía incluiría todo el negocio de Energía, excluyendo la participación de Acciona en el fabricante de aerogeneradores, Nordex. El tamaño y estructura de la colocación está aún por definir, pero el free float sería de, al menos, el 25% del capital de la nueva compañía cotizada. Acciona mantendrá una participación mayoritaria en la empresa cotizada. En principio, el negocio de Energía de la compañía saldría a cotizar en las bolsas de valores españolas, si bien el mercado definitivo aún no ha sido decidido.

Resultados

En 2020, los ingresos totales del grupo Acciona ascendieron a €6.472 millones (-10%), con un impacto negativo de €796 millones por el Covid-19. El EBITDA fue de €1.124 millones (-21,8%), con €221 millones de impacto por la pandemia. Si bien, las cuentas del segundo trimestre de 2020 estuvieron significativamente afectadas por la crisis sanitaria global, la compañía experimentó una recuperación gradual y progresiva durante la segunda mitad del año.

El Covid-19 impactó particularmente en la cuenta de resultados del área de Infraestructuras durante el ejercicio debido, entre otros factores, a la paralización temporal de obras y al incremento de los costes. Sin embargo, Acciona fue capaz de desarrollar una sólida estrategia de crecimiento a medio y largo plazo al cerrar el año con un total de €9.141 millones en nuevas adjudicaciones –cifra que casi duplica el promedio de años anteriores– lo que coloca la cartera de contratos de la compañía en €15.364 millones, récord histórico.

El negocio de Energía también se vio afectado, aunque en menor medida, por la caída de la demanda eléctrica en España, que se tradujo en la disminución de los precios mayoristas. También en este área de negocio se aplicó durante el año una decidida estrategia de crecimiento con 494MW en construcción de nuevos parques renovables y otros 1.709MW programados para empezar a construirse a lo largo de este año.

Durante el ejercicio, Acciona hizo compatible el desarrollo de su estrategia de crecimiento con la más estricta disciplina financiera. La compañía puso en marcha medidas para preservar su liquidez y, al mismo tiempo, contar la necesaria flexibilidad: control sobre los flujos de inversión, rotación de activos, reducción del 50% en el dividendo, eficiencia en costes y reducción de gastos financieros(-4,7%). Esto se tradujo en una reducción del endeudamiento financiero neto de €584 millones (-11%), para alcanzar los €4.733 millones a 31 de diciembre de 2020 y una ratio de 4,21 veces deuda neta/EBITDA.

Acciona acometió una inversión neta de €829 millones (-19,9%). Energía invirtió €595 millones en nueva capacidad, principalmente eólica, destacando los proyectos de Santa Cruz y San Carlos (México) y La Chalupa (Estados Unidos). En total, se instalaron en el periodo 580MW. Además, Infraestructuras invirtió €205 millones.

En cuanto a las desinversiones, destacó el acuerdo alcanzado durante el cuarto trimestre para la venta de una cartera de ocho activos concesionales en España en una transacción valorada en €484 millones, de los cuales €357 millones representaban el valor de las participaciones y €127 millones la deuda asociada. Asimismo, Acciona acometió la venta de sus activos en residencias estudiantiles por €31 millones.

El modelo de negocio de la compañía, basado en soluciones sostenibles para una economía descarbonizada, está bien posicionado para contribuir a los planes de reactivación económica post-crisis.

Más renovables

El negocio de Energía facturó €1.780 millones (-10,9%) durante el año, mientras que el EBITDA ascendió a €831 millones (-6,7%). La cifras reflejan unos menores ingresos en España (-14,2%) –los precios mayoristas bajaron hasta los €33,96/MWh (-29,1%)– y un crecimiento acumulado en el resto de países (+1,5%).

En 2020, la capacidad consolidada aumentó en 578MW: 485MW eólicos en Estados Unidos, México, Chile y Australia; y 94MW fotovoltaicos en Chile. En España se instaló la planta solar de Sierra Brava (1MW), la primera fotovoltaica flotante conectada a red del país.

Al cierre del año, Acciona contaba con 10.694MW instalados, el 53% en España y el 47% en el resto del mundo, con una producción anual total de 24.075GWh.

La división de Infraestructuras (Construcción, Concesiones, Agua y Servicios) alcanzó una cifra de negocio de €4.492 millones (-10,8%), con un EBITDA acumulado de €213 millones (-54,2%).

La cartera total de Infraestructuras aumentó hasta los €15.364 millones (+34,9%). Durante el año se consiguieron nuevas adjudicaciones por valor de €9.141 millones, como la línea 6 del Metro de São Paulo (Brasil), la ampliación del Metro de Vancouver (Canadá), un hospital en Panamá o diversos proyectos de agua en Oriente Medio, Hong Kong y Filipinas. Además, se cerró la adquisición de parte de la cartera de LendLease Engineering.

En el capítulo de Otras Actividades, el área Inmobiliaria aumentó sus ingresos hasta los €201 millones (+42,9%) como consecuencia de la entrega de 744 unidades residenciales durante 2020.

A cierre del año, los fondos bajo gestión de Bestinver se situaban en €6.371 millones (-6,2%). La gestora de ACCIONA ha completado la integración de Fidentiis para desarrollar nuevas líneas de negocio, como el nuevo fondo de Infraestructuras.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.