La Asociación de Comercializadores Independientes de Energía (ACIE) ha remitido un comunicado a la CNMC para informar sobre el agravamiento de la situación de los retrasos en la facturación de peajes y otros procesos realizados por los distribuidores. La Asociación, que informó de estos incidentes en septiembre, ha insistido en que no solo sigue habiendo importantes retrasos sino que se están cometiendo errores en la emisión de facturas y en la tramitación de reclamaciones.

En su comunicado, las comercializadoras adjuntan un listado detallado de los incidentes detectados como errores de reparto de consumo, energía facturada en Peaje distinta a la energía facturada en Cargos o facturación de energía en periodos tarifarios que no existen en el tramo facturado. Errores en la facturación y medición que se han visto agravados por los retrasos en la atención de las reclamaciones posteriores de los clientes.

En este sentido, ACIE ha mostrado también su preocupación por el archivo masivo de reclamaciones, con respuestas que no atienden al motivo expuesto por el cliente para su apertura. Esto obliga al comercializador a plantear una nueva solicitud (con un nuevo plazo de respuesta), que perjudica la imagen de la comercializadora y el impago por disconformidad del cliente.

En el mejor de los casos, las reclamaciones que siguen su cauce tienen un retraso en su atención superior al estipulado por la CNMC, impactando negativamente en la satisfacción del cliente.

Javier Bescós, presidente de ACIE, señala: “Esta situación está ocasionando múltiples perjuicios a las comercializadoras, como aquellos económicos derivados del impago de las facturas de clientes por las incorrecciones de los peajes, el malestar generalizado de los clientes con su comercializadora por los retrasos o el colapso generalizado de tramitación por los constantes errores en los peajes y en la gestión de incidentes no resueltos”.

ACIE recuerda que de forma recurrente ha solicitado la creación de un hub de datos transparente, confiable y neutral, en los términos que recoge la Directiva Europea 944/2019, que les permita tener acceso a las medidas de forma centralizada, mejorando así el proceso de facturación.

Especialmente esta situación pone de relieve que los comercializadores deben tener acceso directo a la medida de consumo de los clientes sin pasar por la distribuidora, y en su defecto estar facultados para hacer facturación por estimación anual del consumo existente en el SIPS, hasta que la distribuidora aporte lecturas reales y facturas de peaje ATR basada en lecturas reales. Los consumidores y pymes demandan pagar con regularidad mensual, sin importarles que ello sea en base a la mejor estimación.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.