El grupo de aerolíneas Air France-KLM anunció este lunes un incremento en el precio de sus billetes, de uno a doce euros, que se aplicará a partir de hoy y servirá para compensar en parte el sobrecoste del uso de carburante sostenible, que permite reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

El alza será de entre uno y cuatro euros en la clase Economy y de entre 1,5 euros y doce en Business, dependiendo de la distancia del viaje y de la categoría elegida, indicó la compañía en una declaración escrita.

El grupo dijo estar convencido de que el uso de carburante sostenible es «esencial para descarbonizar el transporte aéreo«, y precisó que también se ven afectados por esta medida los billetes de su aerolínea de bajo coste Transavia.

Actualmente el carburante sostenible se produce a partir de aceite alimentario usado o de residuos forestales y agrícolas, «no entra en competencia con el sector alimentario puede incorporarse con total seguridad, sin modificación de los aparatos», señaló el grupo.

Air France-KLM calcula que su uso permitirá reducir el impacto de los vuelos en una media del 80 % a lo largo de su ciclo de vida, por lo que, junto con la renovación de la flota, contribuye a alcanzar el objetivo de cero emisiones netas de CO2 en 2050.

La normativa francesa estipula que, a partir de este año, habrá que incorporar un 1 % de biocarburantes de este tipo en todos los vuelos que salgan del país, un porcentaje que luego deberá subir al 2 % en 2025 y al 5 % en 2030.

«En ausencia de producción industrial, el coste para una compañía aérea del uso de carburantes de aviación sostenibles es cuatro a ocho veces superior al del carburante fósil», añadió la empresa en su nota.

Por ello, Air France-KLM animó a todas las partes del sector aéreo implicadas, así como a los clientes, a fomentar la utilización de ese tipo de combustible con todas las herramientas ya disponibles.

El grupo comenzará este 2022 a integrar carburante sostenible en sus vuelos con salida desde Francia y Países Bajos. Empezará reemplazando del 0,5 al 1 % de la cantidad total de carburante utilizado por otro sostenible y su meta, a medida que la producción aumente, es llegar al 5 % en 2030 y hasta el 63 % en 2050.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.