El presidente de APPA Renovables, Santiago Gómez, ha calificado de «ambicioso» el objetivo de que en 2030 el 74 % de la electricidad en España sea de origen renovable y ha pedido al Gobierno que la introducción de nueva capacidad se haga de forma ordenada y evitando «parones».

Alcanzar los objetivos a 2030 supone instalar entre 5.000 y 6.000 megavatios (MW) renovables al año, lo que es «realmente ambicioso», pues históricamente se han instalado una media de 2.000 MW, salvo en 2008, que fue un año excepcional, y en 2019, cuando se instalaron 7.000 MW tras cinco años de «travesía por el desierto», ha explicado durante su intervención en el foro Nueva Economía Forum.

«No va a ser fácil mantener este ritmo inversor, es un reto relevante. No sólo de volumen, si no de que se haga bien y se logre un mix equilibrado», ha afirmado el presidente de APPA, quien ha recordado que la biomasa y la termoeléctrica con almacenamiento son tecnologías más gestionables que otras y que tanto la hibridación como el almacenamiento serán esenciales para lograr ese equilibrio.

En cuanto al volumen de proyectos de renovables presentados, que según datos del Gobierno multiplica por diez al que sería necesario para alcanzar los objetivos a 2030, Gómez ha descartado la posibilidad de que se esté generando una «burbuja» y ha insistido en que para evitar la especulación es fundamental que haya un crecimiento «estable».

«Históricamente ha habido mucho arranque y parón, muchos años en los que no se hizo nada y otros, como 2019, en los que se hicieron 7.000 MW por acumulación y eso no es bueno para el sistema», ha afirmado el presidente de APPA, quien ha subrayado que tener una ruta de crecimiento es «esencial» para crecer de forma ordenada.

En su opinión, es labor de la administración poner orden a las solicitudes, a lo que ha añadido que el hecho de que haya mucha acumulación no quiere decir que haya «burbuja» pues, dado que actualmente las renovables no reciben primas, sólo saldrán adelantes los proyectos que sean rentables y que realmente se integren en el sistema.

Así, según sus cálculos, si salieran todos los proyectos, entre el 70 y el 90 % estarían parados la mayoría del tiempo porque no cabrían en la red, ha apuntado Gómez, quien ha insistido en que el propio mercado será el que filtre y ordene.

«Otra cosa es que haya algún caso especulativo de gente que quiera vender algún proyecto o alguna licencia previa, pero yo creo que eso se irá limpiado y clarificando con el tiempo», ha añadido.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.