El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, ha apostado este jueves por potenciar las energías renovables en Asturias, que ahora concentra el 2 % de la generación en estas tecnologías, para mantener el 5 % que hasta ahora generaba el Principado a través de las centrales térmicas basadas en los combustibles fósiles.

Durante su comparecencia en Comisión de la Junta General para informar sobre las directrices sectoriales de ordenación del territorio relativas a la implantación de centrales eólicas, Fernández ha subrayado que la intención del Principado no es la de promover el desarrollo de parques eólicos «por doquier» pero ha recalcado que «ahora es el momento de subirse al carro».

El consejero ha señalado que el proceso de revisión de las actuales directrices vigentes desde 2008 «se hará de forma transparente y participativa con todos los agentes, con respeto a los municipios y a los espacios naturales afectados por estas instalaciones y que espera que su tramitación «sea más ágil y rápida» que la anterior, en la que se tardaron ocho años.

La intención es que Asturias incremente los 611 megavatios que producen en la actualidad 22 parques eólicos para contribuir al objetivo de doblar la generación de energía hasta los 50 megavatios contemplados en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC 2021-2030).

Ha reconocido que en Asturias han cerrado o anunciado el cierre de empresas que generaban 1.700 megavatios, que en 2030 alcanzarán los 2.222, por lo que, según ha observado, «si no se habilita una fuente de energía alternativa se habrá perdido el 50 por ciento de la potencia eléctrica actual».

Hasta el momento se han presentado en Asturias 195 solicitudes para la implantación de parques eólicos de menos de 50 megavatios, de los que 45 siguen en trámite administrativo generarían un total de 830 nuevos megavatios a sumar a los 611 ahora existentes..

«Asturias debe ser capaz de compatibilizar un nuevo desarrollo energético con el mantenimiento de su patrimonio y riqueza natural«, ha afirmado el consejero, que, en relación al tamaño de los molinos ha asegurado que «está demostrado que cuanto mayor es el tamaño, mayor es la eficiencia energética y el aprovechamiento de los recursos, con el consiguiente abaratamiento de costes».

En el turno de fijación de posiciones, el diputado del PP Álvaro Queipo ha dicho que en Asturias no «existe psicosis» sobre la instalación de estos parques eólicos y ha pedido al Gobierno que trámite «muchas» peticiones sobre estos equipamientos dentro de actual legislación.

Por su parte, la diputada de Podemos, Nuria Rodríguez, impulsora de la comparecencia, ha criticado la política de la Consejería sobre la gestión de estos parques y su repercusión en el medio ambiente y que se priorice la rentabilidad de empresas de fuera de la región por delante de las necesidades de ganaderos y agricultores.

El coordinador general de IU, Ovidio Zapico, ha abogado por la puesta en marcha de un debate sobre la planificación energética en Asturias, mientras que el diputado de Foro Adrián Pumares ha pedido que se establezca «un debate serio, riguroso y sosegado para la aprobación de las nuevas directrices».

Por último, el parlamentario de Ciudadanos Luis Carlos Fanjul ha afirmado que Asturias no puede quedarse al margan del desarrollo de los parques eólicos y ha criticado que «se demonicen» estas instalaciones.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.