La geotermia tendrá un papel fundamental para darle una segunda vida a las minas de carbón y, al mismo tiempo, ayudar a conseguir los objetivos medioambientales, de descarbonización y de transición energética justa de Asturias, además de contribuir al desarrollo de nuevos modelos de negocio muy vinculados al territorio. Así lo ha manifestado la directora general de Energía, Minería y Reactivación del Gobierno de Asturias, María Belarmina Díaz, en el encuentro ‘Geotermia en Asturias’, organizado por Geoplat.

Desde el año 2006, el Gobierno de Asturias lleva implementando políticas de apoyo para promover la geotermia, otorgado ayudas para el desarrollo de proyectos geotérmicos, tal y como ha explicado Noelia Andrés, del Servicio de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica. “De las 293 instalaciones geotérmicas instaladas a diciembre de 2018, 227 han recibido financiación pública por un total de 2.525.769 € de subvención, movilizando aproximadamente 8 millones de euros de inversión”, ha revelado la responsable del Ejecutivo de Adrián Barbón.

Y es que, gracias a la implementación de esta energía, se ha convertido un problema en una posibilidad de desarrollo de negocio que induce actividad local con un compromiso de carácter ambiental y con el territorio, pues se ha dado una segunda vida a las minas de carbón cerradas. Por ello y por las valiosas capacidades de la geotermia como sistema de climatización y como solución tecnológica para incrementar la competitividad de la industria regional, Juan Carlos Aguilera, director general de la Fundación Asturiana de la Energía (FAEN), considera fundamental el fomento de la geotermia y su participación en diversas medidas de la próxima Estrategia de Transición Energética de Asturias actualmente en elaboración.

Esta Estrategia junto a la Estrategia de Rehabilitación Energética de Edificios (EREEPA), que se alinea con las medidas incluidas en el Programa de Rehabilitación Energética de España, permitirán apoyar la implementación de la geotermia en el Principado, e impulsar la creación de empleo local. En definitiva, se trata de no dejar a nadie atrás.

Además, la aprobación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) traerá consigo la implantación masiva de la bomba de calor ya que va a electrificar gran parte del suministro energético.  “Aprovechando recursos como el agua de mina y la configuración de la edificación, esta tecnología tiene amplias posibilidades de desarrollo en Asturias de cara al futuro”, ha comentado el director de FAEN, que ve la geotermia como una energía “confiable y altamente competitiva”.

La clave del crecimiento

El encuentro también ha contado con la participación del Grupo Hunosa, una de las entidades clave en el desarrollo de la geotermia en Asturias. Pablo Fernández, jefe del departamento de Energías Renovables de la compañía, ha realizado un breve resumen sobre las distintas fases de instalaciones geotérmicas existentes en la comunidad, así como de los proyectos que han realizado desde su fundación en 1967.

Fernández ha destacado el Pozo Barredo, “el proyecto de district heating más grande de España” y por el que han logrado reconocimiento internacional. Gracias a este proyecto, Grupo Hunosa fue galardonado en 2019 por la Agencia Internacional de la Energía (IEA) con el “Premio a la Excelencia” en la categoría de “Mercados Emergentes” y este año ha sido nominado al Premio Europeo a la Innovación Geotérmica del Consejo Europeo de Energía Geotérmica (EGEC).

Actualmente, Grupo Hunosa participa en el proyecto europeo REWARDHeat, con el que busca aprovechar el calor residual para depender menos del bombeo de agua de mina. Además, está desarrollando un nuevo proyecto de district heating en el pozo Fondón, cuyo objetivo es la hibridación con biomasa para extender la red a más edificios y mejorar el rendimiento de la geotermia.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.