Audi tiene una hoja de ruta completamente enfocada a la electrificación. Tanto que para 2033 no habrá ni un solo Audi con motor de combustión, decisión que comenzará a hacerse efectiva antes de que acabe esta década con el lanzamiento del último bloque de propulsión para el 2025 para empezar a centrarse en la electrificación. De hecho, el objetivo más cercano es que para ese 2025 de los 30 modelos electrificados que se hayan lanzado, 10 sean completamente cero emisiones.

De hecho, si nos atenemos a los lanzamientos de este 2021, vemos que la firma de Ingolstadt ha presentado más vehículos eléctricos que de combustión: Audi e-tron GT quattro, Audi RS e-tron GT y la dupla Q4 e-tron con el Q4 Sportback e-tron. El fin, acelerar la transición para convertirse en un proveedor de movilidad premium sostenible y conectado. Para conseguirlo, Audi ha tenido que aumentar la inversión alcanzando así un total de 37.000 millones de euros, de los cuales 18.000 millones de irán a parar únicamente al desarrollo de la electrificación y la hibridación.

Expandir la infraestructura de carga

 

Con el creciente número de modelos eléctricos, las exigencias de la infraestructura de recarga también aumentarán. El Grupo VW está ampliando su red con sólidas asociaciones en todo el mundo. En Núremberg, Audi está probando un concepto de recarga urbana premium: el Audi charging hub, dirigido a aquellos clientes que no tienen posibilidad de recargar en su domicilio, orientado también a la gestión de posibles picos de demanda en el futuro. Con el Audi charging hub se añade una ubicación adicional a las que actualmente ofrece el servicio Audi e-tron Charging Service, que cuenta con unos 290.000 puntos de recarga en 26 países europeos.

PRUEBA DEL AUDI E-TRON 50 QUATTRO: ACCESO PREMIUM

Para ello, el servicio de recarga de Audi recurre a IONITY, la mayor red abierta de recarga de alta potencia (HPC) de Europa. El Grupo Volkswagen, junto con Audi y Porsche, es miembro fundador de IONITY y socio de esta empresa conjunta desde su fundación. IONITY está invirtiendo 700 millones de euros en su red de recarga rápida para vehículos eléctricos en 24 países: para 2025, el número de puntos de carga rápida de 350 kW aumentará de los 1.500 actuales a unos 7.000. Contar con una red de carga rápida atractiva es uno de los componentes centrales del amplio ecosistema que Audi ofrece para los coches eléctricos y de conducción autónoma, por lo que se irá ampliando en el futuro.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.