La firma de servicios petroleros Baker Hughes redujo un 65% sus pérdidas netas atribuidas en el segundo trimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo del año pasado, hasta situarlas en 68 millones de dólares (57,8 millones de euros), según ha informado este miércoles al presentar su cuenta de resultados trimestral.

Los ingresos entre abril y junio fueron de 5.142 millones (4.368 millones de euros), un 8,6% más. Por segmentos de negocio, los servicios para campos petrolíferos facturaron 2.358 millones (2.003 millones de euros), un 7,2% más, mientras que el equipamiento supuso unos ingresos de 637 millones (541 millones de euros), un 1,4% más.

El área de turbomaquinaria y soluciones de procesado facturó 1.628 millones (1.383 millones de euros), un 9,6% más, al tiempo que el negocio de soluciones digitales facturó 520 millones de dólares (442 millones de euros), un 10,6% más.

Los costes asociados a los ingresos fueron de 4.166 millones (3.539 millones de euros), un 2,7% más, mientras que los gastos de venta, generales y administrativos se elevaron un 8,8%, hasta 642 millones (545 millones de euros).

En el conjunto del primer semestre del año, Baker Hughes se anotó unas pérdidas netas atribuidas de 520 millones (442 millones de euros), un 95% menos que en el mismo periodo del año pasado, tras una caída del 2,3% de los ingresos, hasta 9.924 millones (8.430 millones de euros).

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.