Un informe elaborado por Bank of America atribuye el elevado precio de la luz en España a la limitada generación de carbón y a la excesiva dependencia de las energías renovables y el gas natural, así como a la escasez de redes interconectadas.

El documento señala al Reino Unido e Italia, junto con España, como los países donde mayores han sido las subidas del precio de la electricidad, frente a Francia o Alemania, donde los repuntes han sido más moderados.

Y considera que ninguno de estos tres países cuenta con un nivel de redes interconectadas equiparable a los estados de Europa central, y los tres dependen en exceso de las energías renovables y del gas natural.

En los próximos meses, Bank of America estima que hay muchas posibilidades de que este invierno se produzca una fuerte subida de los precios del gas en Europa, dados los escasos inventarios; además advierte sobre el peligro de que el invierno sea muy frío o de que haya cortes en el suministro desde Rusia o Noruega, principales proveedores.

Bank of America destaca las presiones que sufre el Gobierno español para que tome medidas para frenar la escalada, y recuerda que los impuestos representan el 22 % de la factura eléctrica de una familia.

Ello ha llevado al Ejecutivo, señala el documento, a reducir del 21 % al 10 % el IVA de la factura eléctrica, así como a eliminar un impuesto del 7 % sobre la generación de energía; así mismo, ha acelerado las subastas de renovables «con la esperanza de poner en marcha más capacidad para bajar los precios».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.