La gigante británica del petróleo BP espera reducir a 35.000 millones de dólares su deuda neta acumulada en el primer trimestre de este año, antes de lo previsto, gracias a las desinversiones y el buen rendimiento del negocio, informó este martes a la Bolsa de Londres.

La multinacional precisó que, al final de 2020, su deuda ascendía a 38.900 millones de dólares y calculaba reducirla a 35.000 millones entre el cuarto trimestre de 2021 y el primero de 2022.

Sin embargo, el proceso se ha acelerado después de que la empresa recibiera ya este año los beneficios de varias desinversiones, por un valor conjunto de unos 4.700 millones de dólares.

Esto incluye, entre otras cosas, unos 2.400 millones de dólares por la venta de una participación del 20 % en el Bloque 61 ubicado en Omán y 1.000 millones del pago final por la venta a Ineos de su negocio petroquímico.

BP recordó que calcula obtener unos 25.000 millones de dólares de la desinversión de varios activos entre 2020 y 2025, de los cuales ya ha recibido 10.000 millones.

El consejero delegado, Bernard Looney, explicó que el cobro «antes de lo anticipado» de los ingresos por las desinversiones y «un rendimiento de negocio muy sólido» habrán permitido reducir la deuda a esos 35.000 millones en el primer trimestre de 2021, algo de lo que se informará en la próxima presentación de resultados.

Al alcanzar esa meta, BP mantiene el compromiso de devolver a los inversores al menos un 60 % del superávit de flujo de caja mediante una recompra de acciones, lo que se detallará en el informe trimestral del 27 de abril, indicó el directivo.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.