La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha considerado «sorprendente» la «falta de sensibilidad con la situación actual de algunas empresas», en alusión a algunas compañías eléctricas.

Calviño ha respondido así este viernes a preguntas de los periodistas sobre la decisión de la eléctrica Iberdrola de paralizar sus inversiones en energías renovables, en una rueda de prensa junto a la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu.

La empresa ha tomado esta decisión después de que el Gobierno haya planteado un plan de choque contra el precio de la energía con un recorte a los beneficios de las compañías, entre otras medidas.

 

Iberdrola paraliza las licitaciones en curso de proyectos de renovables tras las medidas del Gobierno

«Resulta sorprendente la falta de sensibilidad de algunas empresas con la situación actual, ya que también es su interés amortiguar el impacto a los consumidores», ha considerado Calviño.

Para ella, «todos debemos remar en la misma dirección» para avanzar «a medio plazo» en la transición energética, «pero, a corto plazo, lograr amortiguar su impacto», algo que «también sería un beneficio para la reputación del sector energético».

Ha reconocido que la evolución de los precios de la energía supone «un reto de carácter global» y, por ello, ha pedido a la Comisión Europea «una respuesta europea», que se va a abordar la semana próxima en diferentes organismos comunitarios.

«Dentro de los instrumentos que tenemos a nuestra disposición, hemos adoptado medidas para amortiguar el impacto en la factura, que es nuestra prioridad», ha insistido.

Así, ha recordado cómo se han reducido algunos impuestos específicos de la electricidad y el IVA y se han buscado fuentes de financiación para los costes extraordinarios.

Ha sido en ese ámbito en el que «se ha aumentado la contribución de los ingresos derivados del CO2 y por los beneficios extraordinarios percibidos por las compañías», que «está alineado con el marco comunitario».

Ha considerado que las compañías energéticas «deben ser muy sensibles en sus actuaciones, dado el impacto que pueden tener sobre su imagen pública y su reputación».

Calviño se ha referido también al alza de precios y ha afirmado que «todos los organismos creen que es algo transitorio por el efecto base, ya que se comparan con el momento más intenso de la pandemia» y a esto «se ha sumado el aumento del coste de la energía».

La ministra ha recordado que el índice de precios de consumo (IPC) al inicio de 2021, era cero y «por eso no es sorprendente un rebote en un contexto de fuerte recuperación», aunque el Gobierno «seguirá vigilante» y tratará de «amortiguar» posibles subidas, sobre todo de la energía.

Ha recordado, además, que el crecimiento económico español «va de menos a más» este año y la recuperación se está intensificando» tanto que España «puede ser uno de sus motores, sobre todo cuando en 2022 alcancemos la velocidad de crucero en el Plan de Recuperación».

«Quizás, el símbolo que refleja esa recuperación es el mercado de trabajo, en el que desde febrero se ha creado más de un millón de puestos trabajo», ha afirmado, y «su positiva evolución es probablemente el elemento que demuestra cómo 2021 va de menos a más».

Respecto al proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado de 2022, ha indicado que se está terminando de prepararlo y, «como muy tarde», se presentará a primeros de este mes.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.