Capital Energy ha comenzado a dar sus primeros pasos para irrumpir en el incipiente sector de la energía eólica marina en España. La empresa de energías renovables acaba de firmar sus dos primeros acuerdos estratégicos de colaboración (MOU) con sendos astilleros canarios, Astican y Zamakona Yards, mediante los que estas compañías pondrán a disposición de Capital Energy sus instalaciones portuarias, así como los distintos servicios que prestan, para atender las necesidades derivadas de la futura construcción de parques marinos en el archipiélago.

Estos convenios, de cinco años de duración prorrogables, contemplan, entre otras cuestiones, la fabricación, el comisionado y la botadura de las fundaciones flotantes y los sistemas de amarre, el ensamblaje de las turbinas y el almacenamiento de todo tipo de componentes necesarios para la construcción de un parque marino: turbinas, fundaciones flotantes, sistemas de amarre, cables eléctricos submarinos con sus accesorios, etcétera.

Asimismo, Capital Energy ha acordado con Astican y Zamakona Yards que estos astilleros se hagan cargo de la logística offshore necesaria durante la fase de construcción, como el transporte de personal/materiales, barcos de vigilancia, floteles, etcétera. Por último, podrán prestar servicios de operación y mantenimiento, incluida la construcción y operación de la base de O&M o las inspecciones técnicas del parque.

Mediante estos acuerdos marco, que responden al compromiso de Capital Energy con el tejido industrial de las regiones en las que lleva a cabo su actividad, se ratifica la apuesta de la compañía por esta comunidad autónoma, que considera estratégica para el desarrollo de la energía eólica offshore. En este sentido, seguirá propiciando la firma de acuerdos con administraciones, empresas y colectivos locales que puedan beneficiarse del efecto tractor que prevé ejercer con su actividad en las Islas Canarias.

Juan José Sánchez, CEO de Capital Energy, ha asegurado que “tratamos de conciliar nuestra contribución a la progresiva descarbonización de la economía, a través de la implantación de las energías renovables, con el fomento del desarrollo económico y social de todos los territorios en los que operamos, como se pone de manifiesto a través de la firma de estos acuerdos con compañías canarias tan relevantes que van a servir para impulsar nuestro proyecto en el sector de la eólica marina”.

Por su parte, Germán Suárez, presidente y CEO de Astican, ha señalado que “la descarbonización de la economía en las próximas décadas hasta llegar a conseguir los objetivos de la Unión Europea en el 2050, cuando por fin nos convirtamos en un continente climáticamente neutro, está abriendo un sinfín de oportunidades de diversificación económica, y solo estamos al principio. En nuestros astilleros no solo queremos contribuir y participar en la descarbonización del transporte marítimo, ejecutando los cambios y mejoras en la flota de barcos existente para que cumpla con los requisitos exigidos de sostenibilidad medioambiental, sino que, debido a nuestra capacidad industrial, nuestra experiencia de décadas en el sector naval y nuestras infraestructuras estratégicamente localizadas, también seremos un eslabón esencial en la cadena de valor implicada en la construcción, ensamblaje, e instalación de cualquier estructura fija o flotante dedicada a la generación de energía basada en el mar”.

Álvaro Garaygordóbil, CEO de Zamakona Yards Islas Canarias, ha destacado que “Zamakona Yards apuesta 100% por la formación, digitalización y descarbonización en nuestros astilleros. Con todo esto podremos llevar a buen puerto cualquier apuesta de futuro relacionada con las energías renovables. Creo que será un gran paso para la evolución industrial del Puerto de Las Palmas”.

 

Un mínimo de 750 MW 

Capital Energy, ganadora de la última subasta de renovables organizada el pasado mes de enero, persigue ahora, al calor de la apuesta gubernamental por esta tecnología de energías limpias, desarrollar una cartera de varios gigavatios con el objetivo de mantener una cuota de eólica offshore similar a la que ya ostenta en los proyectos eólicos terrestres que se están tramitando en España.

Según las previsiones, España podría contar para el año 2030 con una capacidad operativa de eólica marina de hasta 3 gigavatios (GW). En ese contexto, Capital Energy aspira a poner en marcha un mínimo de 750 megavatios (MW) de potencia, cuyo desarrollo y construcción implicaría, a los precios actuales, la inversión de más de 3.500 millones de euros en la próxima década.

Cabe recordar que los orígenes de Capital Energy están muy ligados a la eólica marina y que, en concreto, en 2005 ya presentó un ambicioso y pionero plan de desarrollo de esta tecnología de vanguardia a la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, que contemplaba la posibilidad de desarrollar una cartera de proyectos offshore de 1.800 MW.

La compañía analiza en la actualidad el encaje que toda esta cartera podría tener en el nuevo marco normativo, mientras avanza, en paralelo, en la búsqueda de nuevos emplazamientos técnica y económicamente viables.

Para impulsar esta prometedora área de negocio, Capital Energy ha fichado a un profesional con experiencia contrastada. Pablo Alcón se ha incorporado, el pasado mes de julio, como responsable de Eólica Marina de la empresa, tras cinco años desempeñando funciones de project manager en varios de los parques marinos promovidos por Iberdrola hasta la fecha, tanto en Europa (Wikinger y East Anglia One) como en Estados Unidos (Vineyard Wind y Park City Wind).

Previamente, este ingeniero Civil por la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y Máster en Offshore and Ocean Technology por la Cranfield University (UK), había trabajado en otras grandes firmas multinacionales de la ingeniería y la construcción, como la filial de Eni Saipem, McDermott International o BPP Technical Services.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.