Esta semana la energía nuclear en Europa ha traído noticias positivas pero también negativas. Por un lado, Finlandia ha conectado a la red el reactor nuclear Olkiluoto 3 (OL3) y el otro lado de la moneda arroja un nuevo apagón nuclear, en este caso en Bélgica que ha aprobado cerrar su parque nuclear en 2025.

La empresa energética finlandesa Teollisuuden Voima (TVO) ha informado de la puesta en marcha del reactor número 3 de la central nuclear de Olkiluoto. Se trata del primer reactor que se activa en el país desde hace cuatro décadas. Y no lo ha hecho sin polémica. El proyecto se ha retrasado mucho más de lo debido, unos 13 años, y ha supuesto un sobrecoste de 11.000 millones de euros.

Hace unos 15 años que Europa no ponía en marcha un nuevo reactor nuclear. Por eso se trata de un momento histórico. OL3 producirá aproximadamente el 14 por ciento de la electricidad de Finlandia una vez que haya comenzado la producción de electricidad regular.

«Este momento será recordado para siempre como una demostración de trabajo persistente para la puesta en marcha de nuestra nueva unidad de planta. Refleja un fuerte profesionalismo nuclear y la voluntad de hacer realidad el mayor acto de Finlandia por el clima», dice el vicepresidente senior de producción de electricidad, Marjo Mustonen .

«Se completó un maravilloso punto culminante del proyecto junto con el proveedor de la planta. Algo aún mejor está reservado en enero, cuando OL3 se conectará a la red nacional, es decir, comenzará la producción de electricidad», afirma el Director del Proyecto OL3, Jouni Silvennoinen .

Después de la puesta en marcha, el nivel de potencia se incrementará gradualmente y las pruebas de puesta en servicio se implementarán en cada nivel de potencia. La producción de electricidad comienza a un nivel de potencia del 25 por ciento, que es aproximadamente 300-400 MW, a fines de enero de 2022. La producción de electricidad regular de OL3 se iniciará en junio de 2022.

OL3 es un nuevo reactor EPR y tiene una potencia de 1.650 megavatios (MW).

Central nuclear de Tihange en Bélgica

Apagón belga

Este jueves el Gobierno belga ha aprobado que apagará su parque nuclear de manera escalonada entre los años 2022 y 2025. Las dos plantas nucleares de Bélgica, con siete reactores en total, son operadas por la empresa francesa Engie y representan casi la mitad de la producción de electricidad del país.

Pero han dejado una puerta abierta a mantener durante algún tiempo dos reactores, por si de otra manera no podían garantizar el suministro de energía. Y es que Bélgica tiene un problema para sustituir esta energía nuclear, porque a día de hoy no tiene aprobados proyectos de ciclos combinados que den la energía suficiente.

El gobierno esperará ahora hasta el 15 de marzo para ver si se otorga el permiso al adjudicatario de un contrato para construir una planta de gas al norte de Bruselas, y de no ser así, buscar otras opciones, incluidos otros licitadores de contratos.

 

 

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.