El director general del CIEMAT, Carlos Alejaldre, ha inaugurado el Ciclo de seminarios “Innovación y Desarrollo al Servicio de la Transición Energética” que organiza la Funseam. Alejaldre ha defendido la necesidad de seguir impulsando la I+D+i para asegurar la sostenibilidad ambiental, la económica y la seguridad en el suministro energético. Y para ello, la colaboración público-privada sigue siendo imprescindible.

Alejaldre dirige el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), un centro tecnológico y de I+D+i de referencia en la investigación en todas las áreas energéticas. Durante su conferencia ha puesto de manifiesto la necesidad de buscar un nuevo modelo energético, que permita seguir creciendo en un entorno descarbonizado.

En este sentido, ha destacado que España se encuentra en una situación excelente, por su apuesta por las energías renovables. Pero todavía no se está haciendo lo suficiente: “Tenemos grandes empresas en nuestro país y España es líder en energías renovables, pero la dependencia energética todavía se sitúa 20 puntos por encima de la media europea. Hace falta un mayor esfuerzo para reducir esa dependencia, que limita nuestro crecimiento económico.”

En estos últimos años, la generación eléctrica a partir de fuentes renovables ha dado cobertura a más del 40% de la demanda eléctrica. Las renovables disminuyen la dependencia energética exterior, son socialmente positivas al crear empleo local y contribuyen a la diversificación, pero dependen demasiado de condiciones climáticas que no siempre son favorables. Ahí es donde entra la investigación, aportando soluciones de flexibilidad.

El director general del CIEMAT cree que es necesario desarrollar tecnologías de almacenamiento: “No estamos todavía haciendo lo necesario para resolver el problema. Hace falta la colaboración entre la administración y las empresas, en este desafío nos jugamos muchísimo”.

Carlos Alejaldre también ha puesto algunos ejemplos de cómo la tecnología española tiene mucho que decir en el campo energético, para dar respuesta a los retos tecnológicos y generar oportunidades de negocio que ofrezcan retorno económico al sector privado. Como el TJ2 -embrión del proyecto ITER-, un experimento internacional desarrollado en los años 90 para demostrar la viabilidad de la fusión nuclear: el 60% de las empresas que participaron eran españolas. O como el propio ITER, en el que empresas españolas han conseguido retornos de inversión del orden de 1.000 millones de euros.

Ciclo Innovación y Desarrollo al Servicio de la Transición Energética

A lo largo de 5 sesiones, todas ellas online, el ciclo se centra en aspectos muy específicos de la innovación aplicada al sector energético. El objetivo es analizar la situación y los avances tecnológicos en ámbitos como la descarbonización del sistema eléctrico, el papel de las soluciones digitales, los gases renovables, los biocarburantes avanzados o los retos asociados a la integración de los sistemas energéticos.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.