La Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU) ha considerado que la bajada del tipo impositivo en el consumo eléctrico, de un 21% de IVA al 10%, es una medida necesaria, aunque le «parece insuficiente por su temporalidad y el sistema aprobado para su aplicación».

En un comunicado, la asociación, subraya que lo realmente importante es «repensar el actual sistema de fijación de precios», ya que se trata de un servicio «de primera necesidad para todos los ciudadanos que no debería quedar condicionado por las reglas del libre mercado donde participan, directa o indirectamente, grandes empresas y fondos de inversión que solo buscan maximizar sus beneficios».

De esta manera, ve «fundamental» apostar decididamente por las energías renovables, «no tan dependientes de mercados como el del CO2, del gas o del barril de Brent«.

Además, estima que se debe dejar de considerar el suministro eléctrico «como un bien de mercado y configurarlo con un servicio público y de primera necesidad».

En lo que respecta a los consumidores vulnerables, propone retomar el concepto de tarifa social, con objeto de garantizar a este colectivo «el acceso a un servicio esencial como es la electricidad«.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.