Centenares de personas han participado este viernes en una manifestación en A Coruña para expresar su rechazo al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) anunciado por la petroquímica Repsol para la refinería coruñesa.

La marcha, secundada principalmente por empleados de la planta, ha comenzado a las 15.00 horas en la entrada de las instalaciones, para continuar en dirección a Arteixo hasta la rotonda del núcleo de Meicende y ha regresado hasta el punto de partida.

Con cánticos como «es una estafa este ERTE», los asistentes han protestado después de conocerse el pasado 8 de abril la intención de Repsol de aplicar el ERTE «por causas productivas» a 212 trabajadores del complejo (el 31 % de la plantilla) durante un período de seis meses.

En declaraciones a Efe, el presidente del comité de empresa de la refinería, Jacobo Naya, ha detallado que este viernes comenzó la mesa de negociación, en la que la empresa les ha trasladado la información legal para estudiar el ERTE.

«Nosotros no estamos de acuerdo. Tenemos una posición frontal de momento», ha subrayado Naya, que ha indicado que a lo largo de los próximos quince días tendrán dos reuniones semanales.

«Viendo el atisbo de que se está ya saliendo de la crisis y que en la actualidad va a haber más demanda no entendemos cómo ahora la empresa nos plantea este ERTE por sorpresa, después del esfuerzo que han realizado los trabajadores a lo largo de todo este año con la pandemia», ha remarcado.

Además, los empleados reclaman «más inversión» en la refinería para adaptarse al nuevo marco normativo instaurado por la ley de Transición Energética, pues afirman que otros centros tienen inversiones previstas mientras desconocen el futuro del coruñés.

«Queremos una viabilidad para que esto pueda seguir funcionando. Para ello, tenemos que hacer una serie de mejoras», ha detallado el presidente del comité, que ha sostenido que «si no hay inversiones, esta empresa no va a poderse mantener».

Asimismo, ha mostrado su preocupación por el futuro industrial de la comarca de A Coruña, en la que empleados de otras compañías, como la planta de aluminio de Alu Ibérica, también piden soluciones para mantener sus puestos de trabajo.

«El problema que tenemos es que parece que no se está apoyando a la industria de A Coruña y las empresas están cerrando. Si continuamos así, poco va a quedar aquí», ha destacado.

En este sentido, ha lamentado que «si va desapareciendo el tejido industrial, desaparece todo lo demás», empezando por las contratas o los empresarios que tienen negocios en los polígonos industriales, ha dicho.

La manifestación ha sido apoyada por los sindicatos CCOO, UGT, CIG, STR y USO.

Los representantes de los trabajadores se reunieron este jueves con los grupos parlamentarios del BNG y el PSdeG para pedir que insten a la Xunta de Galicia a trabajar conjuntamente con el Gobierno central para que la compañía reconsidere la medida anunciada.

Además, han asistido a la movilización el portavoz del BNG en el Ayuntamiento de A Coruña, Francisco Jorquera, y el secretario general de la CIG, Paulo Carril.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.