El Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos de Zaragoza (CIRCE) cerró 2020 liderando la consecución de financiación europea para I+D+i en Aragón en el programa Horizonte2020 impulsado por la Comisión Europea, con 6,76 millones de euros.

En los últimos seis años, los que ha durado el programa, el centro tecnológico ha logrado captar más de 36 millones de euros para llevar a cabo sus investigaciones y multiplicar por cuatro el retorno logrado en Horizonte2020 respecto al obtenido en el anterior programa FP7 (2007-2013).

Según el centro, este hecho demuestra su profesionalización y especialización en el proceso de elaboración y presentación de proyectos a programas de financiación promovidos por la Comisión Europea, con ratios de éxito que superan el 50 % en Horizonte2020, frente a la media nacional del 12 %.

Los proyectos europeos puestos en marcha por CIRCE a lo largo de estos últimos seis años han supuesto un retorno de 85 millones para las entidades nacionales y 40 millones para las organizaciones aragonesas que han participado junto con el centro en estos proyectos de investigación.

Esta financiación se ha visto materializada este pasado año en la puesta en marcha de ocho nuevos proyectos Horizonte2020, tres de ellos coordinados, uno más europeo y uno último nacional.

En total, sumando la convocatoria Horizonte2020, otras europeas y nacionales, el CIRCE ha conseguido atraer 7,12 millones de euros.

Entre los proyectos puestos en marcha en 2020, el centro destaca «CORALIS» y «TIGON», ambos liderados por Fundación CIRCE. El primero de ellos ha supuesto un retorno para el centro de 2 millones de euros -18 millones totales de financiación para el proyecto- para impulsar la simbiosis industrial, y gracias al segundo ha conseguido atraer 1,1 millones con el objetivo de posicionar al CIRCE como referencia europea en líneas eléctricas híbridas AC-DC.

El año 2020 ha estado marcado por un intenso trabajo de colaboración con el tejido empresarial, que ha estado encaminado a maximizar el impacto de su actividad de I+D+i transformando la innovación tecnológica en PIB.

Gracias a la orientación de CIRCE hacia los problemas y necesidades de las empresas, este pasado año ha conseguido aumentar su cartera de clientes en 85 nuevos e incrementar en un 16 % su retorno derivado de proyectos y trabajos con el sector privado.

Con todo ello, el centro asegura que está consiguiendo transferir soluciones tecnológicas a sus empresas colaboradoras que les están ayudando a competir mejor en unos mercados cada vez más exigentes.

Así, los objetivos del centro tecnológico para 2021 pasan por incrementar el factor multiplicador de la innovación en las empresas, consiguiendo que cada euro que se invierte en un proyecto de I+D genere al menos otro de retorno en mercado.

La buena marcha de Fundación CIRCE durante 2020 se ha debido, en buena parte, al esfuerzo de todas las personas que componen la organización que, debido a la situación provocada por la pandemia de covid-19, han contribuido al buen funcionamiento del teletrabajo al cien por cien que se implantó en marzo del año pasado y se mantiene hasta el momento.

Esta circunstancia no ha evitado que CIRCE haya seguido creciendo, aumentando su equipo en 42 personas para sumar un total de 218 a finales de 2020.

CIRCE se fundó en 1993 como centro tecnológico con el objetivo de mejorar la competitividad de las empresas mediante la generación y transferencia de tecnología a través de actividades de I+D+i y formación, orientadas a mercado y en el ámbito de la sostenibilidad y la eficiencia de los recursos, las redes energéticas y las energías renovables.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.