El grupo Coca-Cola ha obtenido la certificación que abala que su planta embotelladora de agua mineral natural en Vilas del Turbón (Huesca), así como la de Jordbro (Suecia), son neutras en emisiones de carbono, según ha informado la compañía.

Este logro forma parte del objetivo para 2040 de convertirse en una empresa cero emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en toda su cadena de valor en Europa Occidental. A las plantas mencionadas se les sumarán otras cuatro en Europa Occidental antes de 2023.

Desde 2014, la compañía ha adoptado en Vilas del Turbón una serie de medidas con el objetivo de reducir las emisiones de GEI. Esta planta usa energía eléctrica con certificado de origen renovable, y cuenta con contadores eléctricos por procesos y aislamientos térmicos para evitar pérdidas de calor.

La iluminación de la planta es mediante dispositivos LED y recientemente se sustituyó la bomba del manantial por una más eficiente, así como su variador de frecuencia, para conseguir un funcionamiento óptimo y de menor consumo.

Como resultado de la implementación de estas mejoras, la planta ha logrado reducir sus emisiones totales durante los últimos cinco años a solo 87 toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que supone una reducción de emisiones del 36% por litro de producto fabricado.

Además, en los próximos meses se sustituirá la caldera de vapor, encargada de la generación de vapor para las limpiezas CIP y la climatización de sala, que actualmente usa propano, por una caldera que utilizará energía renovable procedente de pellets de madera de origen sostenible, lo que además hará que sea más eficiente. La puesta en marcha de la nueva caldera evitará, aproximadamente, la emisión de 12,62 toneladas de CO2 al año.

El VP Customer Service & Supply Chain Iberia, Bélgica y Holanda en Coca-Cola Europacific Partners, Pedro Vinhas, ha afirmado que el ritmo de la lucha contra el cambio climático depende «de la ambición del sector empresarial».

 

COMPROMISO PARA 2040

El grupo Coca-Cola tiene como objetivo convertirse en una empresa cero emisiones de GEI en toda su cadena de valor en Europa Occidental para el año 2040. Como paso previo, en 2030, reducirá sus emisiones en un 30% con respecto a las que generó en 2019.

Para ello, Coca-Cola Europacific Partners ha calculado la huella de carbono producida por todas las actividades de su cadena de valor y ha identificado las fuentes emisoras de GEI, lo que le ha permitido desarrollar estrategias y acciones efectivas para reducir sus emisiones.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.