Compromís ha reclamado este jueves endurecer la normativa de control en las gasolineras ante las filtraciones de combustible en sus depósitos, un fenómeno ante el cual considera que el Gobierno «mira hacia otro lado».

Así lo ha criticado su diputado en el Congreso, Joan Baldoví, que llama a revertir la rebaja de la seguridad en las instalaciones de almacenamiento de productos petrolíferos en tanques enterrados de suministro a vehículos realizado vía decreto ley en 2017.

Con este decreto, que Compromís reclama reformar, se aprobaron medidas más laxas en estas instalaciones, algo que, denuncia, incumple el criterio de progresión y no regresión de los cambios normativos que supongan retrocesos en niveles de protección ya alcanzados, un criterio presente en el propio Acuerdo de París.

«No podemos rebajar la seguridad del sistema de detección de fugas de combustibles respecto al del 1999. No dudamos de la buena voluntad de las empresas petroleras en el control de las filtraciones, pero el Gobierno debe legislar para evitar la contaminación y que quien contamine, pague», ha manifestado Baldoví.

 

El Gobierno elevará los impuestos de la gasolina y del diésel y creará un tributo por el uso del coche

 

Compromís recuerda, además, que esta revisión ya fue respaldada en el Congreso, al salir adelante una proposición no de ley en 2017, y señala que el País Vasco ha regulado medidas complementarias, algo en lo que subraya que está trabajando ahora la Comunidad Valenciana.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.