Trece empresas se han adherido a la primera comunidad energética de Menorca, que se ubicará en el polígono industrial de Sant Lluís, ha informado este viernes el Govern balear.

Además de las empresas también colabora con la iniciativa el Institut Balear de l’Energia (IBE) y el Ayuntamiento del municipio, así como Menorca Preservation, que financia el equipo técnico para la creación de la entidad.

Los integrantes han elegido a Pablo Sánchez, de la empresa Dixis, presidente de la comunidad energética, que  ya cuenta con una inversión inicial comprometida de 150.000 euros por parte del IBE.

Los quince socios que forman el colectivo han puesto a disposición de la comunidad 7.990 metros cuadrados de superficie en sus cubiertas para acoger instalaciones de generación de energía renovable.

El director gerente del IBE, Ferran Rosa, ha destacado la constitución de la comunidad. «Seguimos avanzando en el objetivo de promover la implantación de instalaciones solares fotovoltaicas sobre cubiertas y de fomentar la cooperación empresarial.

«Esta experiencia tiene vocación de ampliarse a todo el polígono, y de replicarse por el resto de polígonos de Baleares», ha asegurado en un comunicado.

La comunidad energética promoverá instalaciones de energías renovables en el entorno del polígono, gestionará su aprovechamiento, realizará el mantenimiento y facturará a los consumidores la energía suministrada.

Determinará un precio anual del kilovatio/hora por debajo del precio medio de mercado, que incorporará el coste de las instalaciones, su amortización y los costes de operación y mantenimiento. El precio se revisará anualmente y deberá prever la retribución de los inversores que hayan aportado capital.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.