E.on va a invertir 27.000 millones de euros hasta 2026, la mayor parte en la expansión de las redes de distribución de energía para impulsar la transición energética.

La energética ha informado también este martes de que quiere incrementar un 5 % anual el reparto de dividendo hasta 2026 y su beneficio por acción del negocio principal, que excluye la energía nuclear (PreussenElektra), entre un 8 y un 10 % anual, hasta 0,90 euros por acción en 2026.

La compañía alemana va a proponer el pago de un dividendo de 0,49 euros por acción por el año 2021.

Del total de las inversiones anunciadas, 22.000 millones de euros son para la expansión de redes de distribución y 5.000 millones de euros para expandir el negocio de soluciones a los clientes, que es la venta de electricidad y gas.

Hasta 2026, E.on, que tiene 50 millones de clientes en Europa y la mayor red de distribución del continente, va a construir 5.000 nuevos puntos de carga en Europa.

También prevé que el beneficio operativo bruto (Ebitda) de su negocio principal suba un 4 % anual de media hasta 7.800 millones de euros en 2026.

El consejero delegado de E.on, Leonhard Birnbaum, dijo hoy en un encuentro virtual con inversores que: «La descarbonización de las economías de Europa sitúa a la industria de la energía en el umbral de una década clave de crecimiento».

E.on prevé unos ingresos de entre 2.000 y 4.000 millones de euros en los próximos cinco años mediante la optimización de su cartera, que consistirá en la desinversión de negocios que no crecen, no son sostenibles o digitales y con colaboraciones.

Asimismo E.on quiere acometer una reducción de costes de unos 500 millones de euros anuales.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.