La moratoria impuesta por el Gobierno a mediados de este año bajo la cual se congelaba, o mejor dicho, se ampliaba el rango de emisiones relativo a la nueva normativa de homologación (la WLTP), está a punto de llegar a su fin. La consecuencia, que el 40% de los vehículos nuevos serán más caros a partir del próximo 1 de enero de 2022.

Recordemos que los fabricantes solicitaron que no se aplicara esta medida en 2021, para poder paliar, o al menos intentarlo, el bajo nivel de ventas de 2020 a causa del coronavirus y la reducción de desplazamientos. Sin embargo, una vez acabe la moratoria del Gobierno en 2022, el impuesto de matriculación afectará a nueve de cada diez conductores que opten por comprar un nuevo vehículo.

¿Cuánto tendrán que pagar? Dependerá del vehículo en función principalmente de sus emisiones pero será entre los 200 y los 1.000 euros por coche.

«A día de hoy, el 60% del mercado está exento de pagar el impuesto de matriculación. Con la llegada del próximo año esta situación cambiará por completo, pues solo el 7% de los nuevos vehículos estará por debajo del tope establecido por la normativa», ha advertido el consejero delegado de Idoneo.com, Eduardo Clavijo.

Con este escenario son cada vez más las personas en España que deciden optar por otras alternativas. Así, opciones como los coches kilómetro cero, el vehículo de ocasión (que ha crecido hasta cuatro veces más que el nuevo en los últimos años), o el renting parten como grandes favoritos. Esta última opción se plantea como la gran alternativa sostenible para afrontar la transición ecológica y reducir costes ante una subida constante de precios e impuestos sobre los vehículos más contaminantes, que representan la mayoría de los automóviles en España.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.