El reto planteado en el sector energético referido a que más del 70 % de la producción de la electricidad para 2030 provenga de fuentes renovables «solo será posible mediante la gestión y la capacidad del almacenamiento», según el socio responsable de Regulación Energética de KPMG España, Carlos Solé.

El directivo de KPMG se ha mostrado optimista sobre una próxima aprobación de la estrategia 20 GW de almacenamiento para el año 2030, si bien ha apuntado en su intervención este miércoles en el foro «El reto de la transición energética» organizado por EFE que «no toda la producción podrá ser renovable».

Solé ha opinado que, cuando no sea suficiente el recurso solar o eólico, la producción eléctrica «deberá ir combinada con otras fuentes», que ha denominado «energía de base o soporte cuando no exista el recurso natural».

También ha puesto el acento en la eficiencia energética como «pilar y palanca más importante en el proceso de transición energética» y ha considerado al respecto que se trata de la «línea a seguir para una descarbonización ambiciosa y España está bien situada».

El responsable de regulación energética de KPMG ha reclamado la aparición de «nuevas estructuras para alcanzar el 39 % de objetivo de reducción» en el consumo energético y se ha referido en positivo al reciente plan anunciado de rehabilitación de edificios.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.