El beneficio neto de la petrolera francesa Total se multiplicó por 98,4 en el primer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 3.344 millones de dólares, indicó este jueves la empresa, que de enero a marzo de 2020 solo había registrado una ganancia de 34 millones.

En comparación con el primer trimestre de 2019, antes del impacto de la pandemia de coronavirus, su resultado neto creció un 7 %.

Su beneficio neto ajustado en este primer trimestre se incrementó un 69 % respecto al primero del año anterior, hasta los 3.003 millones de dólares, debido al aumento de los precios del petróleo y del gas.

Por sectores, el beneficio operativo neto de su división de exploración y producción creció un 180,9 %, al pasar de 703 millones a 1.975, y el de sus actividades de gas y energías renovables lo hizo un 8 %, hasta los 985 millones

A la baja se situaron en cambio su negocio de refinería, con un descenso del 36 %, hasta los 243 millones, y el de mercadotecnia, cuyo resultado operativo neto retrocedió un 6 %, hasta los 284 millones.

Las inversiones netas de enero a marzo crecieron un 9 %, hasta los 3.969 millones de dólares, y su flujo de caja neto se estableció en 1.397 millones de dólares, frente a los 140 del primer trimestre de 2020.

El grupo admitió que la situación del sector permanece «volátil» y depende de la recuperación de la demanda mundial, que sigue afectada por la pandemia.

El consejero delegado del grupo, Patrick Pouyanné, admitió que la compañía se ha beneficiado en el primer trimestre del aumento de los precios del petróleo (38 %) y del gas (24 %), pero consideró que la mejoría respecto a 2019 valida la estrategia fijada de «resiliencia».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.