El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha destacado el cumplimiento del programa de trabajo encomendado a la Generalitat durante 2020 y del número de inspecciones de control requerido pese a las circunstancias adversas de la pandemia.

Este martes se ha celebrado la reunión anual de la Comisión Mixta de Seguimiento del Acuerdo de Encomienda de Funciones con Valencia, que aborda el programa de inspecciones llevado a cabo durante el estado de alarma.

En 2020 se realizaron 67 inspecciones de control de instalaciones radiactivas, 40 a instalaciones de rayos X de radiodiagnóstico médico; 4 inspecciones a Servicios de Protección Radiológica y 2 a inspecciones del Plan de Protección Física; y acompañamiento al CSN durante la ejecución de 8 inspecciones de licenciamiento.

El CSN ha resaltado el buen desarrollo del trabajo de la Comunidad Valenciana, que ha cumplido plenamente con el número de inspecciones de control, a pesar de las circunstancias impuestas por la pandemia de covid-19.

Asimismo ha considerado adecuada la planificación de actividades programadas para este 2021: entre 71 y 73 inspecciones a instalaciones radiactivas, 40 a rayos X de radiodiagnóstico médico y 4 evaluaciones de servicios de protección radiológica.

En cuanto al transporte de material radiactivo, en 2020 se realizaron 7 inspecciones: una a la salida de residuos radiactivos desde la central nuclear Cofrentes, 2 a salidas de residuos radiactivos desde instalaciones radiactivas; una a un tránsito de concentrados de uranio en el puerto de Valencia; 2 a recepciones de radiofármacos en centros médicos, y una a la salida de radiofármacos desde una radiofarmacia.

Respecto a la evaluación del Programa de Vigilancia Radiológica Ambiental Independiente (PVRAIN) de la central nuclear de Cofrentes, la Generalitat llevó a cabo las actuaciones aprobadas para este periodo. Dadas las circunstancias ocasionadas por la pandemia, la comunidad autónoma realizó una reprogramación de las actividades que ha permitido el cumplimiento del programa previsto.

El CSN tiene la facultad de encomendar a las comunidades autónomas el ejercicio de funciones que le estén atribuidas, como establece la disposición adicional tercera de la Ley de Creación del organismo regulador.

El objetivo de los acuerdos de encomienda es conseguir una mejor ejecución de las funciones propias del CSN utilizando las capacidades de las comunidades autónomas, prestando, por lo tanto, a los administrados y a la sociedad en su conjunto un servicio más eficaz y eficiente, y aproximando los órganos administrativos a los ciudadanos, según informa este organismo.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.