El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha elevado a nivel 1 o «anomalía» un «suceso» registrado en la central nuclear de Trillo, en Guadalajara, inicialmente considerado de nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES), explica el organismo regulador en un comunicado.

El suceso se produjo el pasado día 12 y fue informado por el operador de la central cuando, tras la colocación de un descargo para efectuar la intervención planificada del sello de una bomba de extracción de calor residual, se identificó un «error» en la definición del descargo, lo que ha originado la inoperabilidad simultánea de la bomba de refrigeración de la piscina de combustible gastado.

La «anomalía» no ha tenido impacto alguno en los miembros del público ni en los trabajadores y tampoco ha supuesto ninguna liberación de actividad al medio ambiente, según la CSN, que entonces lo clasificó en su nivel más bajo.

El CSN ha considerado que se han incumplido las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento (ETF) de la planta, algo que era evitable, dado que el titular de la instalación no contempló que la declaración de inoperabilidad de la bomba tuviera implicaciones sobre el tren redundante, ni puso medidas para advertirlo, añade el comunicado.

Además tampoco realizó adecuadamente el descargo de la bomba referida para la situación en la que se encontraba la planta en ese momento, lo que provocó su inoperabilidad.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.