La empresa de autoconsumo fotovoltaico EiDF ha publicado un avance del dictamen jurídico que ha encargado a KPMG sobre el informe ‘forensic’ emitido por Deloitte. Así, tal y como detalla EiDF en un comunicado, “no existirían elementos suficientes para hacer encaje en tipo penal alguno vigente en ninguna de las conductas descritas en el informe de Deloitte, bien sea por la falta de elemento objetivo del tipo, bien sea por la ausencia total de simulación, o bien por inexistencia de vulneración del bien jurídico protegido”.

Según ese informe de Deloitte, cuyas conclusiones fueron dadas a conocer el pasado 24 de agosto, después de que la compañía estuviera más de cuatro meses suspendida de cotización en el BME Growth (mercado destinado a pymes de BME) por publicar sólo un resumen del documento, se habían detectado “evidencias del posible falseamiento de documentos”.

El informe de Deloitte hablaba de “evidencias de posible falsificación de contratos y documentos elaborados por parte de los responsables de la sociedad”, así como “numerosas incidencias relativas (…) a facturas y pagos por servicios que podrían no haberse prestado o no estar justificados”.

Negocios

La empresa agrega además que, en opinión de KPMG Abogados, desde el punto de vista contractual y mercantil, y a la vista de la descripción de los hechos del informe de Deloitte, “no habría indicios que den lugar a concluir la existencia de negocios jurídicos simulados, ni de otra forma anómalos (fraudulentos, fiduciarios o indirectos)”.

Además, Deloitte señaló en su informe que EiDF debería poner en marcha un plan de actuación para reforzar el gobierno corporativo y los procedimientos de control interno. En este sentido, en el comunicado de EiDF de este lunes al BME Growth, la compañía dice que el avance del dictamen jurídico pone de manifiesto que el referido informe de Deloitte “expresa que la estructura corporativa de EiDF está en constante evolución y adaptación a la normativa vigente”.

Y añade que muestra de ello “son, por ejemplo, las incorporaciones en el consejo de administración, cuya aprobación ha sido propuesta para la próxima junta de accionistas”.

Consejo de administración

En el orden del día de la junta, en que se busca ampliar de nueve a once los miembros del consejo de administración, se propone la incorporación de Laura Bravo y Tiago Moreira da Silva como consejeros independientes, y de Guillermo Poch y Laura Zendera como dominicales.

Guillermo Poch representa a 27 de los inversores iniciales de la compañía y Laura Zendrera al segundo accionista de la sociedad, Mass Investments Ark (sociedad propiedad de Alejandro Alorda), que ha solicitado estar en el consejo y que tiene un 7,61 %.

Los otros accionistas con más de un 5 % son Prosol Energía (administrada por Fernando Romero, presidente de EiDF), que posee el 72,16 %, y Memento Gestión (sociedad propiedad de Julio Sergio Palmero), con un 6,63 %.

The post El dictamen jurídico de KPMG encargado por EiDF desestima las irregularidades detectadas por Deloitte appeared first on El Periódico de la Energía.

Leer artículo original…