Los ministros de Energía y Medio Ambiente del G20 reunidos en Nápoles (sur de Italia) están encontrando problemas para concretar objetivos compartidos para avanzar en la descarbonización del planeta, informaron fuentes oficiales.

El ministro italiano de Transición Ecológica, Roberto Cingolani, y el enviado especial de Estados Unidos para el Clima, John Kerry, están tratando de desbloquear las conversaciones, que se han encallado en la asunción de metas para la descarbonización, demasiado rígidas para determinados países, dijeron las fuentes, que no especificaron más detalles.

El G20 celebró ayer, jueves, una reunión sobre medio ambiente y biodiversidad y este vienes es el turno de la energía y la crisis climática.

 

Argentina pide en el G20 canjear las deudas por acciones climáticas

Uno de los temas sobre la mesa es la posibilidad de imponer un precio mínimo global al carbono para reducir las emisiones contaminantes, pero el ministro argentino de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, dijo en una entrevista con Efe que las conversaciones están en un momento inicial y no descartó que se siga analizando en la COP26 de noviembre en Glasgow (Reino Unido).

Las sesiones se están desarrollando en el Palacio Real de Nápoles, situado en la plaza del Plebiscito y cuya construcción fue ordenada en 1600 por el virrey español Fernando Ruiz de Castro para recibir a los Reyes de España.

Los ministros firmaron el jueves un comunicado en el que apoyaron la protección de los ecosistemas y de la biodiversidad, así como el favorecimiento de la economía circular y de las finanzas «verdes», entre otros elementos.

Está previsto que el ministro Cingolani ofrezca una rueda de prensa con las conclusiones y los consensos alcanzados al término de la reunión de este viernes.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.