La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado este miércoles en Palma que el Gobierno destinará 230 millones de euros procedentes de un capítulo del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia específicamente a planes de sostenibilidad y energía en Baleares.

En declaraciones a los medios tras reunirse en Consolat de Mar con la presidenta del Govern, Francina Armengol, el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes; y el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, Ribera ha explicado que este plan ‘Islas 100 por 100 renovables’ –Canarias también recibirá recursos específicos– deberán ir encaminados a desarrollar planes relativos a la sostenibilidad del turismo o el correcto uso de la energía en las infraestructuras ambientales como la desalación.

El conseller Yllanes ha destacado en este sentido la apuesta del Gobierno por las energías renovables para reducir la dependencia de las Islas de los combustibles fósiles.

En línea con recursos similares, serán las administraciones las que presenten sus proyectos a financiar con estos fondos. Además, ha apuntado Yllanes, el Govern «estará atento» a las manifestaciones de interés de iniciativas privadas para avanzar también en la colaboración y presentación de proyectos.

El vicepresidente ha trasladado el compromiso del Ejecutivo autonómico para presentar proyectos junto a municipios y consells insulares para lograr la financiación correspondiente.

Yllanes ha hecho hincapié en el «compromiso» de la ministra Ribera y el Ejecutivo estatal con la sostenibilidad de Baleares –retos compartidos con el Govern, ha añadido– para avanzar en las estrategias de desarrollo de la transición energética, una cuestión «imprescindible» para un territorio «frágil» situado en un «punto estratégico» en relación a los efectos del cambio climático.

INVERSIONES PARA INSTALACIONES FOTOVOLTAICAS

La ministra ha anunciado, por otra parte, la puesta en marcha de un nuevo programa de ayudas al proceso de electrificación e implantación de energías renovables en Baleares.

Se trata del programa Solbal 2, gestionado por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE), y que estará dotado con 18,7 millones de fondos FEDER que se destinarán a reforzar la estrategia de electrificación del archipiélago con energías verdes, con especial énfasis en la fotovoltaica.

El programa da continuidad a las ayudas de 2019 y supondrá sumar 38 proyectos de instalaciones fotovoltaicas, 28 en Mallorca, seis en Menorca y cuatro en Ibiza.

 

VANGUARDIA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

La presidenta del Govern, Francina Armengol, por su parte, ha resaltado que la «lealtad institucional» está dando frutos y ha subrayado que la ministra Ribera «siempre ha ayudado a Baleares» a situarse a la vanguardia de la lucha contra el cambio climático y de la apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia energética.

Según han apuntado tango Armengol como Ribera en la rueda de prensa, durante la reunión han podido abordar, entre otros asuntos, el reciente acuerdo para la financiación de la depuradora de Palma, las inversiones en materia de conectividad energética entre islas y con la península, el impulso a la eficiencia en el ámbito de la industria, así como el desarrollo de estrategias de movilidad eléctrica.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.