Se dice que a veces las realidad supera a la ficción. Y algo parecido es lo que les voy a contar. Resulta que sí, existe un proyecto fotovoltaico que se va a construir en Alcarrás, como en la película que dirigió Carla Simón en 2022. El film ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín, pero la eólica As Bestas le ganó la partida en los Goya del año pasado.

Esta película narra la historia de la familia Solé que lleva años y décadas trabajando unas mismas tierras dónde cultivan melocotones. Pero, la actividad histórica y agrícola se verá afectada porque los dueños han decidido cambiar los frutales por paneles solares fotovoltaicos.

Ahora, el Ministerio para la Transición Ecológica ha otorgado a Rascon Solar, S.L. (filial del grupo energético Ignis) la autorización administrativa previa, la autorización administrativa de construcción y la declaración de utilidad pública del proyecto de la planta solar fotovoltaica denominada PS Rascon Solar, de 50 MW, sobre terreno en suelo no urbanizable y su infraestructura de evacuación, en el término municipal de Alcarràs, en la comarca del Segrià en Cataluña.

Fuerte oposición

Y no se crean que ha sido fácil que este proyecto salga adelante. De momento, para que les hayan aprobado estos trámites y puedan iniciar las obras, el proyecto ha tenido que cambiar por completo la línea de evacuación del proyecto y abandonar su intención de llevar la electricidad por torres de alta tensión.

El proyecto ha tenido una gran oposición. Varios informes desfavorables de la Generalitat de Cataluña que se han tenido en cuenta. “Muchas alegaciones manifiestan también su disconformidad hacia el modelo de implantación de energías renovables que la propuesta plantea y lo consideran incoherente con la regulación del Decreto de emergencia climática vigente”, señala un documento oficial.

Por ejemplo, el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural en materia
de agricultura ha emitido al menos dos informes desfavorables, la entidad ecologista IPCENA, al Ayuntamiento de Lleida, la Unió de Pagesos, la CUP o la Plataforma contra els Macroprojectes Energètics a les Terres de Ponent también se han opuesto.

A pesar de toda esta fuerte oposición al proyecto, el Ministerio ha entendido que este proyecto de Ignis tiene que salir adelante y es por ello que ha autorizado la construcción y aprobado la utilidad pública del mismo.

El proyecto consta de una capacidad fotovoltaica de 50 MW y valora la instalación de más de 100.000 paneles solares. El presupuesto asciende por encima de los 22 millones de euros.

The post El Gobierno aprueba la construcción de una planta fotovoltaica de 50 MW en Alcarrás a pesar de la gran oposición local (y la película) appeared first on El Periódico de la Energía.

Leer artículo original…