El Gobierno celebrará a lo largo de este año nuevas subastas de capacidad renovable, tras los 3.043 megavatios (MW) ‘verdes’ adjudicados a finales del pasado mes de enero en la primera de las pujas que se realizó bajo el nuevo marco regulatorio definido para impulsar el despliegue de renovables.

Así lo anunció la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, en su participación en el Encuentro del Sector Energético organizado por IESE y Deloitte, en el que Ribera respondió con un «sí» al ser cuestionada respecto a la posibilidad de que en este 2021 haya más subastas.

La primera de las subastas bajo la fórmula diseñada por el gabinete de Teresa Ribera se saldó con un precio medio ponderado de 24,47 euros por megavatio hora (MWh) para la tecnología fotovoltaica y de 25,31 euros por MWh para la eólica, un 43% de media inferior a la estimación de precios a largo plazo respecto de la última cotización.

El Gobierno prevé adjudicar un mínimo de casi 20 gigavatios (GW) a través de las subastas de renovables hasta 2025, con la fotovoltaica como tecnología dominante, con un volumen acumulado mínimo de 10 GW a subastar en los próximos seis años, seguida de la eólica, con unos 8,5 GW; la solar termoeléctrica, con 500 MW; la biomasa, con 380 MW, y otros 60 MW destinados a otras tecnologías como biogás, hidráulica o maremotriz, entre otras.

Con este ritmo, se busca que estas subastas se conviertan en una herramienta clave para alcanzar los compromisos han sido trasladados al Plan Nacional Integrado de Energía Clima (PNIEC) 2021-2030, que prevé la instalación de en torno a 60 gigavatios (GW) renovables en la próxima década.

 

ALMACENAMIENTO

Asimismo, Ribera, que destacó a las energías renovables, la electrificación y la eficiencia energética como los pilares para abordar el objetivo de la descarbonización de la economía en el horizonte de 2050, también indicó que el Gobierno estudia un marco regulatorio «adecuado» para celebrar subastas de capacidad de almacenamiento energético.

A este respecto, consideró que los objetivos marcados en la Estrategia de Almacenamiento Energético, aprobada este martes por el Consejo de Ministros, son «muy ambiciosos», con unas metas de 20 gigavatios (GW) en 2030 y de 30 GW en 2050, desde los casi 8 GW que existen actualmente.

Para ello, indicó que habrá que ir precisando «con detalle» en los próximos meses las medidas a adoptar, aunque señaló que «será interesante» ver cómo se puede incentivar la microescala -en los hogares- en la capacidad de almacenamiento o la exigencia de nuevas plantas de renovables con un porcentaje de cobertura de almacenamiento o un mecanismo como las subastas de capacidad. «Hay distintos aspectos que habrá que ir concretando», dijo.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.