La tarifa regulada o TUR de gas subirá de media a partir del 1 de enero, cuando se empezarán a aplicar los nuevos precios para el trimestre, como mucho un 5 %, según estimaciones del Ministerio para la Transición Ecológica.

El Gobierno aprobó un real decreto el 15 de septiembre para limitar durante el último trimestre de 2021 y el primero de 2022 la subida de la tarifa regulada del gas natural y evitar así que se disparara por el encarecimiento de los precios internacionales del gas natural.

 

Sánchez defiende la promesa de pagar por la luz lo mismo que en 2018 y el PP cuestiona sus estadísticas

 

La TUR es una tarifa que pueden contratar consumidores conectados a las redes de gas natural de baja presión con un consumo anual inferior a 50.000 kWh; en la actualidad hay 1,5 millones de hogares y pymes acogidos a ella.

Esta tarifa se revisaba trimestralmente siempre que el coste del gas experimentase una variación al alza o a la baja superior al 2 % en relación al coste de la materia prima de la tarifa en vigor.

Para evitar que se disparara, en el último trimestre de 2021 y el primero de 2020 se limita el impacto del coste de la materia prima en el cálculo de las tres bandas de la tarifa de último recurso de gas natural (TUR) en un 34,91 % para la revisión que se hizo en octubre y en un 15 % para la de enero.

En las revisiones trimestrales posteriores, se iría absorbiendo y las comercializadoras podrían ir recuperando poco a poco la deuda generada hasta la fecha.

Además, el Gobierno ha aprobado este martes en Consejo de Ministros una medida específica para que los consumidores industriales intensivos de gas puedan cambiar o rescindir sus contratos.

La medida, según fuentes del Ministerio, está pensada para grandes consumidores y se extiende hasta que finalice el primer trimestre de 2022.

Los altos precios que ha alcanzado el gas generan problemas a estas industrias, si no tienen coberturas de gas a plazo, con lo que a veces tienen que dejar de producir porque les cuesta más que lo que consiguen con la venta de sus productos en el mercado.

Fuentes del Ministerio han indicado que no ven necesaria una medida de este tipo para la industria electrointensiva, pues éstas se benefician de otras, como la suspensión del impuesto del 7 % a la producción eléctrica, que se va a extender hasta el 31 de marzo, la rebaja del impuesto especial sobre la electricidad, que se bajó al 0,5 %, y la rebaja en los cargos del 30 % para todo el año 2022, que se aprobará la próxima semana.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.