El Gobierno tiene previsto aprobar el próximo jueves en un Consejo de Ministros extraordinario reducir el IVA de la luz del actual 21% al 10%. Es la gran medida fiscal energética que ha adoptado el Ejecutivo de Pedro Sánchez para hacer más llevadera la factura de la luz de todos los españoles.

Los precios de la electricidad en el mercado mayorista se han disparado este 2021 hasta niveles récord. La factura de la luz de este junio iba a ser la más cara de la historia para un mes de junio. La llegada de las nuevas tarifas eléctricas tampoco han ayudado y la presión sobre el Gobierno para que tomase una medida al respecto venían desde todos lados. Desde alguns voces del propio Gobierno (Unidas Podemos) hasta la oposición, pasando por el propio sector eléctrico, las asociaciones de consumidores.

Además, una medida de este calado, que tiene previsto extenderse al menos hasta finales de 2023 repercutirá en el bollsillo de los españoles directamente.

Por un lado, el Estado dejará de recaudar unos 3.200 millones de euros anuales a través del IVA de la luz. En la actualidad, ingresa unos 6.500 millones con el IVA al 21%.

Por otro lado, el Gobierno va a ingresar este año unos 2.500 millones de euros gracias a las subastas de CO2. Esta cantiddad representa unos 1.500 millones más de lo percibido en 2020. Por lo tanto, se podría concluir que gracias a las subastas de CO2 el Gobierno se puede permitir reducir el IVA al 10%.

Impacto en el consumidor

Pero, ¿cómo se notaría esto en la factura de un consumidor medio? Teniendo en cuenta este perfil, consumidor doméstico acogido a la PVPC, con una potencia contratada de 4,4 kW y un consumo anual dee 3.500 kWh, la factura de la luz para los próximos 12 meses, cogiendo los precios acctuales del mercado de futuros de la electricidad, ascendería con un 21% de IVA a unos 873 euros, según cálculos de Francisco Valverde, responsable de Renovables del Grupo ARA y consultor especializado en mercados energéticos.

 

Si esa factura actual al 21% se hace con el 10% de IVA, este consumidor doméstico tipo pagaría unos 80 euros menos, lo que sería un 9% menos durante los próximos 12 meses. Esto sería siempre y cuando el precio de la electricidad se mantuviese como hasta ahora.

Esta medida es sin duda la que mayor impacto tendrá en los bolsillos de los españoles, tal y como se puede comprobar en la gráfica de Francisco Valverde. Otras medidas que se estaban barajando, como eliminar el Impuesto Especial a la Electricidad, o reducir el IVA a solo a los primeros 100 kWh de consumo como hacen en Portugal.

Si solo se tienen en cuenta los próximos seis meses, de julio a diciembre de 2021, el consumidor pagará unos 40 euros menos de la factura anual, que seerían unos 6-7 euros menos al mes en su factura de la luz.

En la primera gráfica se puede ver cómo quedaría la factura de la luz para este consumidor tipo en lo que resta de 2021 con el IVA al 21%.

Pero si se rebaja hasta el 10% quedaría el reparto de la siguiente manera.

 

Aunque aún se desconoce a quién afectará la medida, está previsto que la medida afecte a aquellos consumidores domésticos que tengan hasta 6 kW de potencia contratada, así como a las pymes que tengan contratada hasta 15 kW de potencia.

 

Al nivel de otros países del entorno

De esta forma, España se coloca en el baremo de los países de la UE con un IVA de la electricidad reducido. Se une así a países como Francia, Reino Unido, Italia, Grecia o Portugal. Atrás quedan las declaraciones de la portavoz del Gobierno en las que afirmaba que Bruselas no le permitía al Gobierno redducir el IVA de la luz, algo que fue desmentido por la propia Comisión Europea a los pocos días.

 

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.