La expansión del coche eléctrico es imparable. Bien es cierto que en la actualidad representa menos del 3% del mercado español pero mes a mes su incidencia es mayor. El objetivo es claro, ir aumentando el número de modelos cero emisiones que circulen por nuestras carreteras a medida que vayan pasando los años.

Sin embargo, existen todavía voces críticas entorno a este tipo de movilidad, muchas de ellas suscitadas por la falta de recursos tales como el litio. Esta es una realidad palpable como también lo era el hecho de que las reservas de petróleo iban a durar al ritmo actual menos de 50 años… previsión que se hizo ya hace más de cuatro décadas sin visos de que eso ocurra… al menos de momento.

En este ámbito, el grupo Renault y Vulcan Energy acaban de hace efectivo el preacuerdo firmado el pasado 2 de agosto mediante el cual el grupo francés habría comprado entre 26.000 y 32.000 toneldas de hidróxido de litio, lo que implica casi cinco veces más del acuerdo inicial.

Esta unión tendrá una duración de seis años y no será hasta el año 2026 cuando sea comercialmente efectiva. Un acuerdo que está en consonancia con la ambición del Grupo Renault de ofrecer coches made in Europe así como con la estrategia de Vulcan de descarbonizar el sector de los materiales para baterías.

Según el comunicado lanzado por ambas compañías, esta asociación con Vulcan permitirá al grupo Renault evitar entre 300 y 700 kilogramos de dióxido de carbono (CO2), es decir, el equivalente a lo que se emite en la construcción de una batería de 50 kWh de capacidad, la misma que monta un Renault ZOE, por ejemplo; así como conseguir el objetivo de producir baterías de coches eléctricos libres de carbono para convertirse en un fabricante CO2 neutra. El precio final se establecerá dependiendo del precio del mercado sobre la base de un contrato tipo ‘take-or-pay’.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.