El Morell (Tarragona) prepara la llegada de la Ecoplanta que proyectan Enerkem, Repsol y Agbar para transformar los residuos urbanos en metanol, por lo que el último pleno municipal aprobó varios puntos para dotarlo de seguridad jurídica, según informa el consistorio tarraconense

El pleno municipal aprobó por unanimidad varios puntos relacionados con el Plan Parcial 10 (PP10), unos terrenos situados entre las instalaciones de Repsol en el polígono petroquímico norte de Tarragona y el llamado Mas dels Frares.

La reorganización de este plan parcial se trabaja desde hace prácticamente dos años.

El PP10 está dividido en dos polígonos y el pleno municipal dio luz verde a actualizar el planeamiento urbanístico en uno de ellos.

Esto supone adaptar la normativa urbanística a la gran industria y dotar de más seguridad jurídica -y por tanto, de competitividad- a la gran industria que quiera instalarse en el municipio.

«Queremos tener las cosas a punto para cuando haga falta», resume el alcalde del Morell, Eloi Calbet.

Por su parte, en el otro polígono del PP10 ya se está urbanizando con un proyecto que, además de los servicios necesarios, incluye una rotonda y la mejora de los accesos.

El Ayuntamiento también ha aprobado por unanimidad una modificación puntual del plan urbanístico que traslada una zona verde y otra de equipamiento del polígono industrial a un solar dentro del casco urbano del municipio.

El objetivo, detalla Calbet, es «convertir unos terrenos a los que actualmente no podemos dar ninguna utilidad al ámbito de la gran industria, para poderlos ofrecer a las empresas que se interesen».

Según informó Repsol el pasado mes de abril, cuando se unió al proyecto impulsado por Enerkem y Agbar, la planta podrá asumir 400.000 toneladas anuales de residuos sólidos urbanos no reciclables.

Este volumen equivale aproximadamente a la basura que generan en un año 700.000 hogares, por lo que podrá recibir residuos de toda la provincia de Tarragona (816.000 habitantes) y otras zonas.

Gracias a una tecnología desarrollada por Enerkem, esta basura se transformará en 220.000 toneladas de metanol, una materia prima para la industria química y también para, entre otros, fabricar biocarburantes.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.