El PP y Vox quieren tumbar en el Congreso el proyecto de ley aprobado en agosto por el Gobierno para recortar parte de los beneficios extraordinarios de las eléctricas, concretamente la sobrerretribución que reciben determinadas centrales por el elevado coste de derechos de emisión de CO2.

Con esa reforma, el Gobierno busca recortar los ingresos que reciben las centrales nucleares, el 80% de la potencia hidroeléctrica instalada y los parques eólicos anteriores a la creación del mercado europeo de CO2.

Ambas formaciones quieren tumbar el proyecto del Gobierno con sendas enmiendas a la totalidad, lo que forzará a la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a defender la iniciativa ante el Pleno del Congreso y concitar apoyos para superar dos votaciones y proseguir su tramitación.

 

EL PP QUIERE ‘COLAR’ SU REFORMA ELÉCTRICA

Y es que, por un lado, el PP ha registrado una enmienda a la totalidad con texto alternativo para dar la vuelta a la reforma y ‘colar’, en caso de que prosperara, la batería de medidas planteadas por los ‘populares’ para abaratar la factura de la luz.

Entre ellas, el traspaso a los Presupuestos Generales del Estado de los costes fijos de la factura, la suspensión definitiva del impuesto a la generación, la rebaja permanente del IVA y el aumento de los ingresos en el sistema eléctrico por la mayor recaudación de los derechos de CO2.

 

VOX: «LAS NUCLEARES NO AMENAZAN, ESTÁN PIDIENDO SOCORRO»

Por otro lado, Vox plantea al Congreso directamente la devolución del proyecto, por lo que en caso de prosperar su enmienda la iniciativa finalizaría su tramitación. Esta formación considera una «confiscación» de beneficios por parte del Gobierno y esgrime que la medida empujaría a un «cese anticipado» de la actividad en el caso de las nucleares y «a la quiebra» a muchas de las centrales hidroeléctricas.

En la enmienda a la totalidad, Vox defiende a las compañías eléctricas y su comunicado alertando de la inviabilidad económica y financiera de sus centrales por el recorte de beneficios, asegurando que «las nucleares no están amenazando al Gobierno», sino que «están pidiendo socorro para poder seguir operando».

 

EL GOBIERNO PIDE TRAMITAR EL PROYECTO POR LA VÍA RÁPIDA

Esta reforma es complementaria al decreto ley aprobado la semana pasada por el Gobierno y que aborda también beneficios extraordinarios de estas centrales, pero en esta ocasión por el elevado coste del gas natural.

En este caso, el Gobierno decidió aprobarla a través de un proyecto de ley, por lo que aún no ha entrado en vigor. Urgido por la escalada en el precio de la electricidad, el Gobierno ha solicitado a la Cámara tramitar por la vía de urgencia esta iniciativa y el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico que busca sacar de la factura costes fijos. Esta vía permite acortar cada plazo de tramitación parlamentaria a la mitad.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.