El precio de la electricidad en el mercado mayorista Nord Pool alcanzó este martes su máximo histórico de la última década en Finlandia y las tres repúblicas bálticas (Estonia, Letonia y Lituania), debido principalmente a la fuerte demanda y a los problemas de generación eléctrica.

Entre las 7:00 y las 8:00 horas (5:00-6:00 GMT), el tramo horario con precios más altos, la electricidad se disparó en estos cuatro países -donde la luz tiene el mismo precio- hasta 1.000,07 euros por megawatio hora (MWh) en el mercado Nord Pool.

El precio medio para este martes se situó en 469,03 euros/MWh, 22 veces más que hace solo un mes y muy por encima del máximo histórico diario registrado en España, que alcanzó 288,53 euros/MWh el pasado 7 de octubre.

Se trata del precio más alto de Europa en estos momentos y de un máximo histórico en Finlandia, sólo superado de forma momentánea hace once años, cuando una ola de frío insólitamente fuerte obligó a poner en marcha plantas energéticas de reserva.

Según los expertos, las principales causas del pronunciado encarecimiento de la luz son la gran demanda por las bajas temperaturas que se están registrando, con temperaturas de hasta 37 grados bajo cero en el extremo norte de Finlandia, y una generación más baja de lo habitual.

La falta de viento está afectando a las plantas de aerogeneración, las hidroeléctricas generan menos electricidad por la congelación de los ríos y varias plantas de la región funcionan a medio gas por obras de mantenimiento.

Según el consejero delegado del operador de la red eléctrica finlandesa (Fingrid), Jukka Ruusunen, los precios también están subiendo debido a la situación excepcional en las tres repúblicas bálticas.

«Los países bálticos aparentemente no quieren importar electricidad de Rusia y han sufrido interrupciones en algunas de sus plantas eléctricas, por lo que ahora están importando electricidad desde Finlandia», dijo Ruusunen al diario Helsingin Sanomat.

Para tratar de asegurar el suministro, Finlandia ha importado en la mañana de este martes unos 2.300 MWh desde Suecia y 1.400 MWh de la vecina Rusia, mientras que ha transferido 846 MWh a Estonia a través del interconector báltico, según este medio.

Otro factor que ha disparado el precio de la luz en Finlandia y los bálticos es la decisión de Suecia de poner límites a la importación de electricidad desde Noruega, lo que afecta al tránsito eléctrico entre Noruega y Finlandia.

Además, según Ruusunen, el operador de la red eléctrica noruega está recibiendo presiones políticas para restringir las exportaciones de electricidad.

Como consecuencia de todo esto, la luz en Finlandia y los tres países bálticos cuesta en estos momentos más del doble que en Suecia y cerca del triple que en Noruega, ambos parte también del mercado Nord Pool.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.