Cuando hay déficit de gas, España encarece la electricidad doce veces más que en épocas de abundancia, según un estudio hecho por investigadores de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), que han diseñado un modelo econométrico para ver la relación entre el precio de la luz y del gas ante mercados de escasez o abundancia energética.

El estudio ha analizado datos de los mercados de electricidad de trece países europeos durante diez años y ha comprobado que en Italia o Finlandia, tanto si hay escasez como abundancia de gas, los precios de la electricidad se encarecen y se reducen casi con la misma proporción.

El trabajo lo han desarrollado investigadores del grupo Finance, Macroeconomics and Management (FM2) de la UOC, liderado por Jorge M. Uribe, junto con Stephania Mosquera, profesora de la Universidad EAFIT de Colombia.

Ambos han diseñado un modelo estadístico que permite observar con qué magnitud las variaciones del precio del gas se transmiten a los precios de la electricidad en períodos de relativa escasez y de relativa abundancia de generación eléctrica.

«Gran parte de la explicación de esta subida en los precios de la electricidad está en los máximos históricos de los precios internacionales del gas natural, impulsados a su vez por una mayor demanda por parte de los países asiáticos, al dejar atrás los efectos económicos negativos de la pandemia» de la covid, ha explicado Uribe, también profesor de Economía y Empresa de la UOC.

Cuando la demanda de electricidad no puede cubrirse en un primer momento con fuentes más verdes, las centrales de generación térmica ofrecen su capacidad al mercado.

Para el investigador, estas plantas, aunque generan electricidad de manera bastante ineficiente en comparación con las fuentes renovables, actualmente son necesarias para que el sistema pueda garantizar el suministro de electricidad.

Según Uribe, no es fácil saber si los incrementos actuales en el precio de la electricidad son un fenómeno temporal o una característica permanente del mercado.

Uribe ha explicado que el nuevo modelo, que consta de un conjunto de indicadores relacionados con los precios de mercado y con diferentes variables climáticas, permite identificar la ratio de transmisión del precio del gas natural al de la electricidad en periodos en los que la electricidad es relativamente barata o cara.

Ha advertido de que «las presiones al alza en el precio de la electricidad tenderán a intensificarse en el futuro próximo, debido a la transición energética hacia fuentes de generación más verdes».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.