El precio de los derechos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) ha alcanzado esta semana un nuevo máximo histórico, al situarse en 44,35 euros/tonelada, registrando una subida desde que comenzó 2021.

Según la consultora especializada en cambio climático y mercados de carbono Factor Ideas for Change, el CO2 duplica su valor respecto al año anterior.

En marzo de 2020, con los confinamientos para frenar la pandemia del coronavirus, los precios del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la Unión Europea (UE) cayeron hasta los 15 euros por tonelada, pero en abril de ese año la mayoría de los mercados comenzaron a recuperarse.

En las últimas semanas de 2021, los precios del CO2 se han disparado, algo que Factor Ideas for Change atribuye a un aumento del interés de especuladores y al incremento de la demanda en la industria.

El mercado de derechos de emisión es uno de los mecanismos de la Unión Europea (UE) para lograr la neutralidad de emisiones en 2050.

A pesar de que en 2020 las emisiones se redujeron en un 12,6 %, la entrega de derechos de finales de abril de 2021 correspondientes con las emisiones de 2020, junto con la transición de la fase 3 a la 4 del sistema, están creando un estrés en el mercado que ha provocado un aumento de la demanda.

También ha contribuido al alza la entrada de especuladores en el mercado europeo de derechos de emisión en los últimos meses, tras la publicación de varios artículos de fondos de inversión que apuestan por un precio mayor en el corto plazo.

Según Factor Ideas for Change, las reformas de la Comisión Europea previstas para este verano podrían tener un efecto alcista en el medio plazo en el precio del carbono.

La Comisión presentará este verano unas reformas del Régimen de Comercio de Derechos de Emisión de la UE, que incluirán una revisión de las principales herramientas del sistema con el objetivo de adaptar el mercado a sus nuevos objetivos climáticos a 2030 y 2050.

El aumento del Factor Linear de Reducción permitirá reducir más rápidamente la asignación gratuita a instalaciones, por lo que la demanda de derechos se incrementará notablemente.

Además una revisión del funcionamiento de la Reserva de Estabilidad de Mercado podría implicar una mayor reducción de la oferta.

El impacto de la subida del CO2 en la industria española podría ser importante, debido a una reducción de los derechos de emisiones por la necesidad de comprar derechos de emisión con un precio cada vez más alto.

El régimen de comercio de derechos de emisión de la UE limita las emisiones de más de 10.000 instalaciones de gran consumo de energía (centrales eléctricas y plantas industriales) y de las compañías aéreas que operan entre los 28 países de la UE, más Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Al final de cada año, las empresas deben entregar suficientes derechos para cubrir todas sus emisiones, ya que, en caso contrario, se les imponen fuertes sanciones.

Deben entregar un derecho de emisión de carbono por cada tonelada de CO2 emitida anualmente antes de finales de abril del año siguiente.

Las empresas reciben o compran derechos de emisión con los que pueden comerciar entre sí en función de sus necesidades y también pueden comprar cantidades limitadas de créditos internacionales procedentes de proyectos de reducción de emisiones de todo el mundo.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.