El todavía presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, ha defendido este jueves las políticas de precios de combustibles adoptadas por la petrolera bajo su mandato, ante las críticas recibidas por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que provocaron su destitución al frente de la compañía.

Durante una conferencia en la que se han presentado los resultados anuales de la compañía, Castello indicado que le parece «sorprendente» que en pleno siglo XXI se dedique tanta atención al asunto de la paridad de los precios. «Los precios están formados por la oferta y la demanda globales», ha señalado el presidente de la compañía.

 

La petrolera brasileña Petrobras cerró 2020 con beneficios pese a pandemia

 

 

De este modo Castello ha respondido al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien criticó la gestión empresarial en lo referente a las subidas en los precios de los combustibles.

Tras las críticas, Bolsonaro anunció el relevo de Castello Branco por el militar Joaquim Silva e Luna.

Castello Branco ha incidido en el hecho de que en Brasil los precios de los combustibles no son caros, sino que «los impuestos son elevados. «El precio no es ni caro ni barato, es el precio de mercado», ha apostillado Castello, quien ha apuntado que «si Brasil quiere ser una economía de mercado, debe tener precios de mercado».

El máximo representante de Petrobras ha advertido también de que los precios por debajo del mercado tienen muchas consecuencias, «algunas predecibles, otras impredecibles, pero todas negativas».

«El proceso de decisión sobre los precios es simple y fácil, obedece a patrones de gobernanza. Las decisiones no son con base en conjeturas», ha subrayado el ejecutivo, quien ha recordado que la compañía cuenta con un grupo de ejecutivos de mercados que decide sobre los reajustes en los precios y, en el caso de haber divergencias, es el presidente de la compañía quien tiene que decidir.

Durante 2020, Petrobras registró un beneficio neto atribuido de 7.108 millones de reales brasileños (1.068,5 millones de euros), un 82,3% menos que el año anterior, en un escenario marcado por las condiciones adversas para el mercado del petróleo, en el que los precios del barril de Brent cayeron un 35%, según las cuentas anuales de la compañía.

No obstante, en el último trimestre, la petrolera multiplicó por siete su beneficio neto atribuido, hasta los 59.890 millones de reales (8.999,4 millones de euros), como resultado de ajustes contables y un impacto positivo de 20.000 millones de reales (3.006 millones de euros) en el cambio entre divisas.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.