El Gobierno del Principado ha autorizado este miércoles un gasto de 6.106.294 euros -casi el triple que en 2020, cuando la partida se situó en 2,6 millones- para conceder ayudas a más de 27.000 familias beneficiarias del bono social térmico este año.

Esta medida compensa los costes que deben afrontar los consumidores más vulnerables por el uso de la calefacción y el suministro de agua caliente o de cocina.

La ayuda consiste en un pago único anual, cuya cuantía depende del grado de vulnerabilidad del destinatario y de la zona climática en la que se ubica su vivienda.

La Consejería de Derechos Sociales y Bienestar notificará a todas las personas beneficiarias del bono social térmico los datos oportunos para el cobro, con el fin de que puedan modificarlos si fuera necesario, según precisa la reseña del Consejo de Gobierno.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.