Un descuento del 30 % en la factura de la luz durante 20 años, actuaciones medioambientales, formación específica y la apertura del capital social a la población local son algunos de los compromisos que lleva aparejados el proyecto Hybrex, de hibridación de parques eólicos, plantas fotovoltaicas y almacenamiento de energía en la comarca de Montánchez (Cáceres).

Se trata del «primer proyecto que se plantea en España y en Europa de este tipo», según ha destacado en rueda de prensa en Mérida el director general de Reolum y portavoz de la iniciativa, Yann Dumont.

Con una inversión de 180 millones de euros, contempla cuatro parques eólicos con 110 MW y otros cuatro de energía solar que suman 120 MW, más cuatro instalaciones de almacenamiento de 50 MW/h, y Dumont ha vinculado la iniciativa al Centro Nacional de Investigación y Almacenamiento de la Energía, proyectado en Cáceres.

La construcción del proyecto podría iniciarse a finales de 2022, con un plazo de duración de año y medio, y supondrá un impacto total de 37,7 millones de euros, de ellos «18,8 millones de impuestos locales en su vida útil de 25 años».

El CEO de Reolum ha defendido que la iniciativa actual «no tiene nada que ver» con el proyecto presentado en 2019 -que generó un amplio rechazo- ya que, entre otros factores, se ha reducido el impacto visual al pasar de 22 a 10 aerogeneradores, situados a «más de 3 kilómetros» del núcleo urbano de Montánchez, y se ha terminado el estudio de impacto ambiental con mejoras en relación a la protección de la avifauna.

La empresa considera que el diálogo es «esencial», de ahí que durante este tiempo haya publicado los diferentes estudios de impacto ambiental en su página web y expuesto el proyecto en diversos encuentros con los vecinos para conocer sus propuestas y críticas.

Fruto de ese diálogo surgen una serie de compromisos «firmados ante notario», que los promotores están dispuestos a incluir en convenios con los ayuntamientos, como «un descuento del 30 % en la factura de la luz durante 20 años» en los municipios con instalaciones asociadas (Robledillo de Trujillo, Ibahernando, Torre de Santa María, Santa Ana, Zarza de Montánchez y Montánchez) mediante la creación de comunidades energéticas.

Actuaciones medioambientales en la Sierra de Montánchez -catalogada de «alto riesgo» de incendios-, como labores de limpieza del monte, creación de balsas de agua y cortafuegos; la ampliación de los caminos de los parques previstos para mejorar la accesibilidad a fincas; y el apoyo al sector cinegético para el control de la población de jabalíes son otros de los compromisos adquiridos.

Además, Reolum promoverá la creación de un circuito saludable en la sierra, la organización de eventos deportivos y el fomento del atractivo turístico de la comarca.

Tras escuchar en el proceso de diálogo que la empresa solo busca «beneficios» y viene a esta zona a hacerse «rica», Reolum propone la apertura del capital social a los vecinos mediante una plataforma que permite hacer inversiones en proyectos de energías renovables desde 500 euros, participada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía de España (IDAE) y verificada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España.

Yann Dumont ha explicado que como beneficio adicional la empresa garantiza ese capital invertido «en caso de que no fueran bien las cosas». «Tanto la apertura del capital social a los vecinos como garantizarlo es la primera vez que se hace en España y creo que en el mundo», ha expresado.

Otro compromiso es la formación específica gratuita de vecinos de la comarca «un año antes de empezar la construcción», de hecho, mañana habrá una jornada en Mérida en este sentido; instar a las contratas a formar personal cualificado; y la colaboración con empresas de suministros extremeñas y locales.

En la fase de construcción se empleará a unas 180 personas y en la fase de operación y mantenimiento en torno a una treintena.

El impacto total del proyecto es de 37,7 millones de euros -14,5 millones solo en Montánchez-, de los que 18,8 millones son de impuestos locales, 7,7 millones corresponden al descuento de la luz, 5,5 al arrendamiento de terrenos y 5,3 al plan formativo o las actuaciones en la sierra, ha detallado.

Dumont ha insistido en que hay «un proyecto distinto» al inicial y que gracias al «esfuerzo» de la empresa por explicarlo y los compromisos adquiridos «se ha reducido la oposición» al mismo; no en vano, los regidores de Robledillo de Trujillo, Ibahernando, Zarza de Montánchez y Santa Ana han rubricado un manifiesto de apoyo al mismo.

«Si hace falta votar otra vez que voten otra vez», ha aludido en referencia a la consulta realizada en 2019, «con residentes y no residentes» y un censo que ha cuestionado, pero «no puede ser que se mida algo nuevo con algo antiguo».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.