El PSOE ha iniciado los contactos para poner en marcha en el Congreso una comisión de estudio sobre las subidas del precio de la luz que no sea de investigación, tal y como habían planteado en su propuesta Más País-Equo, Compromís y Nueva Canarias.

Estas formaciones, socias habituales del Gobierno de coalición, registraron la semana pasada su solicitud para crear una comisión que investigara el alza en el precio de la electricidad, que en las últimas semanas ha venido pulverizando sus registros en el mercado mayorista hasta alcanzar este jueves los 140,23 euros por megavatio/hora en el mercado mayorista.

En su comparecencia ante el Congreso, la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, aceptó públicamente la idea de crear una comisión no permanente en el Congreso sobre las causas de la subida del precio de la luz, ya que admitió que se trata de un asunto complejo, pero incidió en su carácter de estudio, y no de investigación. También el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aplaudió días después la propuesta.

Sin embargo, fuentes parlamentarias han indicado a Europa Press que el PSOE está ya redactando los mimbres de esa comisión no permanente dedicada al estudio del mercado eléctrico, que quieren que funcione como la Comisión para la Reconstrucción creada en 2020 para analizar medidas de recuperación tras la crisis del coronavirus.

En todo caso, la propuesta inicial de investigar el encarecimiento de electricidad ya fue calificada esta semana por la Mesa del Congreso y los grupos proponentes no la han retirado a la espera de que se concrete la oferta socialista. En todo caso, Más País-Equo y Compromís no tienen problema en que se transforme en una comisión de estudio.

En principio, desde Más País y Compromís confirman su conformidad con la propuesta del PSOE, mientras que Unidas Podemos ha dejado claro que la situación merece una investigación como tal. En rueda de prensa en el Congreso, el portavoz de los ‘morados’, Pablo Echenique, ha confirmado que el PSOE le ha trasladado la propuesta de la comisión de estudio, pero que aún no han adoptado una decisión definitiva.

En todo caso, ha asegurado que van a «apoyar todo tipo de iniciativa para investigar», sea esta de estudio o de investigación, ya que a su juicio «es algo que hay que investigar» porque «hay indicios suficientes» e incluso «multas de la CNMC por manipulación de precios».

Eso sí, admite que «hay mucha gente que no puede esperar a las conclusiones de una comisión de investigación» y que hacen falta «medidas inmediatas».

Otra formación dispuesta a apoyar la propuesta es Ciudadanos, cuyo portavoz adjunto en el Congreso Edmundo Bal hizo propia la idea de la Comisión, subrayando que su líder, Inés Arrimadas, había pedido una Mesa de la Energía, con expertos y empresas, para analizar cambios en el sector.

 

LAS OBLIGACIONES DE UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

La propuesta del PSOE sobre una comisión de estudio, al estilo de la reciente Comisión para la Reconstrucción, incluye comparecencias de expertos, análisis y diagnóstico de la situación, y debate y elaboración de posibles medidas.

Pero hay diferencias, pues en una comisión de investigación las comparecencias son obligatorios y mentir está tipificado como delito con penas de hasta un año de prisión. Además, no solo se encarga de estudiar qué reformas hacen falta en el sistema eléctrico, sino que también investiga posibles irregularidades por parte de las empresas del sector, los supervisores o los gobiernos para depurar posibles responsabilidades.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.