La factura de la luz marca un nuevo máximo este mes, con 62,94 euros, un 3,6 % más que el mes pasado, cuando el recibo ya fue el más caro del año, y ya es un 37,7 % superior al de junio de 2020, todavía con España bajo el primer estado de alarma por la pandemia, y un 21,8 % más alto que el del mismo mes de 2019.

El recibo de la luz sigue su senda alcista presionado por los precios en el mercado mayorista, que siguen al alza por los elevados precios del gas (utilizado para producir electricidad en los ciclos combinados) y de los derechos de emisiones de dióxido de carbono (CO2).

Además este mes ha sido el primero en el que se ha aplicado el nuevo sistema tarifario que establece tres tramos de discriminación horaria y la posibilidad de tener dos potencias diarias distintas, unos cambios que hacen difícil una comparación exacta entre la factura de junio y las de los meses y años anteriores.

Aun así, según datos obtenidos del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), para un consumidor tipo -con una potencia contratada de 4,4 kilovatios, un consumo mensual de 250 kilovatios hora (KWh) al mes (distribuido en 70 KWh en horario punta, 60 KWh en horario llano y 120 KWh en valle), acogido a la tarifa regulada o PVPC-, el recibo de este mes será de 65,30 euros.

Esta cantidad supone 2,36 euros más que la factura de mayo, que ya fue la más alta del año para ese consumidor tipo; 17,88 euros más que la de junio de 2020 y 11,7 euros mayor que la del mismo mes de 2019, cuando aún no había empezado la pandemia.

 

La luz inicia el verano por encima de los 80 euros el MWh, un 172% más caro que en junio de 2020

El precio medio del mercado mayorista en junio, que tiene un peso en la factura de la luz del 24 %, ha sido de 83,80 euros/megavatio hora (MWh), el más alto de un mes de junio desde que hay registros, según los analistas del grupo de consultoría energética ASE.

La subida ha sido de un 24,9 % desde mayo y es un 84 % superior a la media de los últimos cinco años en un mes de junio, además de casi triplicar (172 %) el atípico precio que hubo en junio de 2020, un mes en el que durante 20 días España aún permaneció bajo estado de alarma para frenar la pandemia de coronavirus.

Los precios vienen marcados por la mayor utilización de los ciclos combinados de gas -la tecnología más cara y que marca el precio para todas las demás en el mercado mayorista-, que en este mes de junio han aportado el 17 % de toda la electricidad y ha sido la tercera fuente del ‘mix’ eléctrico de producción.

El alto precio del gas tiene un impacto directo en la subida de la electricidad de más de 35 euros/MWh, lo que le hace el responsable del 90 % del encarecimiento de la luz en el primer semestre de 2021.

A ello se añade también los altos precios de los derechos de emisiones de CO2, en máximos históricos, por encima de los 50 euros/tonelada, lo que ha elevado los costes de producción de los ciclos combinados, costes que trasladan en sus ofertas de electricidad en el mercado mayorista.

Las principales economías europeas han sufrido una fuerte escalada del precio de la electricidad en el primer semestre de 2021 respecto a su media de los últimos cinco años, siendo Alemania donde la subida ha sido mayor (54,9 %) y España donde menos, un 26,9 %, mientras en Francia el precio ha subido un 43,9 % y en Italia un 35,1 %.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.