Directivos de las compañías españolas más relevantes de producción y gestión de energías renovables han lanzado un mensaje al Gobierno para que ejerza una «correcta canalización y control» de los fondos europeos que se destinarán al sector.

El director de Estrategia Corporativa de Capital Energy, Juan Navarrete, ha resumido en un encuentro organizado este jueves por El Economista sobre los fondos europeos que el sector se enfrenta con «una gran oportunidad que abre una década prodigiosa».

Ha añadido sobre el futuro paquete destinado a las energías renovables que «ayudará al despliegue masivo que necesita el sector».

El director de Relaciones Institucionales del Grupo Gransolar, Luis Marquina, ha avisado de que estos fondos «no vendrán gratis» y ha apelado a que la posible inyección de dinero «no sea un peaje que se pague en la factura durante 40 años».

Al respecto, el socio de Financial Advisory de Deloitte, Carlos Milans del Bosch, ha sugerido que los fondos europeos «vienen en un momento muy adecuado» y ha insistido en que se gestionen «bien y en el lugar y en los proyectos adecuados».

El director de Renovables del Grupo Applus+, Sergio Merelo, ha insistido en conocer el destino de los fondos y su regulación, en tanto que el consejero de delegado de EiDF Solar, Fernando Romero, ha comentado sobre las ayudas europeas que «son cruciales para cumplir los objetivos 2030-2050 y dar visibilidad a tecnologías no tan maduras».

Acerca de las tecnologías, Merelo ha remarcado que el hidrógeno verde «aún no es competitivo» y ha opinado que hay que desarrollar «toda la cadena de valor» con el almacenamiento como aspecto «clave, que va a necesitar de estos fondos desde Europa».

El director de Relaciones Institucionales del Grupo Gransolar, Luis Marquina, ha apuntado que el gran reto para el sector frente al destino de los fondos es el sistema regulatorio, que lo ha calificado como «de una enorme complejidad».

Romero (EiDF Solar) ha puesto el acento en el conocimiento previo de «dónde se va a poner el dinero», pero ha indicado que las ayudas supondrán la colocación de «unos cimientos para crear un sector sólido para los próximos 20 años».

El director de Regulación y Relaciones Institucionales de Engie, Alfonso Pascual, ha insistido en su turno de intervención sobre la necesidad de una regulación «predecible y estable, sin olvidar a ninguna tecnología y sobre proyectos sólidos».

Marquina (Grupo Gransolar) ha concluido que «hay una industria preparada en España para dar un paso adelante, lo que ahora con estos fondos es posible».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.