El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha pedido este martes que se «haga ya» el ajuste a las instalaciones de renovables, cogeneración y residuos en la retribución que perciben, a fin de que se puedan ofrecer electricidad más barata a la industria y a los clientes con PVPC o tarifa regulada.

Bogas, que ha participado en uno de los diálogos del ciclo «Líderes responsables», organizado por la Fundación Seres, ha indicado respecto al real decreto-ley del Gobierno por el que no se minorarán los beneficios obtenidos en el mercado a las empresas que mantengan en sus contratos los precios de antes de que subiera el gas, que se ha resuelto un problema que «quebraba a las empresas eléctricas».

También ha dicho que se han puesto medidas para proteger al cliente vulnerable, aunque no se ha resuelto el «problema fundamental», que son los elevados precios para determinados clientes, los acogidos al PVPC y los de una parte importante de la industria.

Bogas ha señalado que si se mira el balance de generación en España, entre un 30 % y un 35 % es energía procedente de instalaciones que disfrutan del régimen retributivo específico a las renovables, cogeneración y residuos (RECORE), que por regulación venden en el mercado mayorista.

Son unos 80 teravatios hora (TWh) que se venden a precios del mercado mayorista, y el resto de empresas los tienen que comprar para vender luz a la industria y a los clientes con PVPC.

Ha señalado que Endesa vende generación a un «precio razonable», unos 50 euros/megavatio hora (MWh), pero tiene que comprar energía para vender a los clientes de PVPC o a la industria, lo que supone comprar a 120-130 euros/MWh y vender a 60 euros/MWh.

Bogas ha explicado que hay que ajustar la regulación del RECORE, instalaciones que tienen garantizada una rentabilidad del 7,4 % y a las que está previsto que en el segundo periodo regulatorio (2023, 2024 y 2025) se les haga un ajuste con lo percibido en el primer periodo.

«Pedimos que el ajuste se haga ya» para que haya energía a 60 euros/MWh para venderla al PVPC o a la industria, ha dicho el consejero delegado de Endesa.

UN PERTE «MAL PLANTEADO»

Respecto al proyecto estratégico para la recuperación y transformación económica (PERTE) para la instalación de una fábrica de baterías de automóviles en España, Bogas ha dicho que cree que este PERTE «está mal planteado».

Ha señalado que Endesa nunca ha invertido en una fábrica de transformadores y lo mismo ocurre con las baterías, tiene que usarlas no invertir en ellas.

«No peguemos tiros al aire», ha dicho Bogas, que ha señalado que «hay que centrar las cosas» y que «los esfuerzos de la empresa eléctrica tienen que ser en un sentido».

Por otro lado, ha señalado que «la política industrial en España tiene que ser prioritaria» y ha indicado que la automoción, junto con el alojamiento, fue el sector que tuvo una mayor caída en el consumo eléctrico con la covid, a diferencia del alojamiento, después de remontar ha vuelto a caer a un 30 %-35 % en las últimas semanas respecto a lo que era su situación normal.

Ha dicho que, aunque es verdad que «el precio de la electricidad está tirando para atrás muchas cosas», la menor actividad de la automoción tiene que ver con todos los elementos -como los microchips- que se importan y de los que ahora hay escasez en el mercado.

En su opinión, no sólo España, sino Europa tiene que avanzar bastante para tener una tecnología propia, y ha señalado que si la industria debe suponer entre el 20 % y el 25 % del PIB de un país, en España está por el 12 % «y cayendo».

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.