La compañía eléctrica Endesa ha colaborado este lunes con la entidad ecologista Paisatges Vius en un proyecto de conservación del urogallo consistente en señalizar el cableado aéreo de una línea del Parc Natural de l’Alt Pirineu, en el municipio de Rialp (Lérida), para evitar colisiones.

Endesa ha realizado una interrupción programada del suministro eléctrico para que se pudieran instalar prácticamente un centenar de estos elementos en un tramo de 800 metros de línea de media tensión que ha afectado a Port Ainé y a dos reemisores de televisión situados en el Pic de l’Orri, ha informado la compañía en un comunicado.

Los dispositivos que se han instalado, también llamados catadióptricos, son unos elementos giratorios y reflectantes que se colocan cada 7 u 8 metros de línea para hacer los cables más visibles y evitar que las aves, y en concreto, el urogallo, pueda colisionar.

Endesa ha precisado que para colocar los dispositivos se utiliza un dron al que se le adapta un prototipo, diseñado expresamente para la tarea, con el que estos dispositivos acaban cogidos al cableado de la línea.

El proyecto de señalización está cofinanciado por la Conselleria de Territorio de la Generalitat y la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y cuenta con la colaboración de la estación de Port Ainé y de Endesa.

En diciembre Endesa ya colaboró con la señalización de 150 metros de otra línea en el municipio de Llavorsí (Lleida) y está previsto facilitar la señalización de un kilómetro más de la línea de Rialp más adelante.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.