Enel Green Power y la Agencia Nacional de Nuevas Tecnologías, Energía y Desarrollo Económico Sostenible italiana (ENEA) han firmado un acuerdo para experimentar una tecnología innovadora que combina la producción de electricidad fotovoltaica con el cultivo de microalgas, informó la energética.

Así, en el Centro de Investigación ENEA de Portici (Nápoles) se construirá la planta piloto para el estudio y demostración de la potencial integración de las dos tecnologías, solar y de microalgas, y en paralelo, se realizará un análisis de escalabilidad para la aplicación en un sistema fotovoltaico de gran tamaño.

El proyecto piloto consiste en el cultivo de microalgas de alto valor comercial (entre 100 y 200 euros el kilogramo) con un sistema de cultivo totalmente integrado con la planta fotovoltaica.

Las ventajas son, por un lado, la producción de electricidad a partir de fuentes renovables y de sustancias valiosas para alimentos y complementos alimentarios, y por otro, la reducción de emisiones de CO2 que se absorben y transforman en biomasa, elemento que se suma a las emisiones ya evitadas para la producción de electricidad fotovoltaica, indicó la compañía.

El estudio se enmarca en el desarrollo de soluciones innovadoras, para la optimización del uso del suelo, relacionados con los sistemas fotovoltaicos a gran escala, con diferentes soluciones para compartir espacios entre la generación de energía y las actividades agrícolas.

Leer artículo original…

Boletín de noticias

Boletín de noticias

Si desea recibir en su correo electrónico las últimas noticias de Capital Nostrum, suscríbase mediante este formulario.

Muchas gracias, hemos recibido su correo electrónico.